Netflix / Crítica a El juego del calamar: Espectáculo sádico
Críticas de cine Netflix

Crítica a El juego del calamar: Espectáculo sádico

Crítica a El juego del calamar: Espectáculo sádico

El juego del calamar se estrenó en el pasado día 17, dirigida por Hwang Dong-hyuk y protagonizada por Lee Jung-jae, Park Hae-soo, Jung Ho-yeon, entre otros.

Cientos de jugadores con problemas económicos aceptan una extraña invitación para competir en juegos infantiles. Dentro les esperan un premio tentador y desafíos letales.

El juego del calamar ha despertado varias comparaciones, entre Battle Royale o Los Juegos del Hambre, pero hasta ahí, esta serie tiene identidad propia, aunque no sale del marco de lo estándar coreano, donde la gran mayoría de los protagonistas del coreano son gente endeudada y del más bajo nivel. Pero aquí, podemos decir que el protagonista absoluto es el dinero, los wones, a los que se les referencia constantemente, a cada episodio. Las decisiones y conversaciones que tienen lugar en el transcurso de la serie giran en torno al dinero.

Fotograma de El juego del calamar

El juego del calamar cumple con dos funciones básicas, entretiene (y hasta ahí sería suficiente), pero además busca dejar una imagen de la sociedad que se basa en el poder adquisitivo. No es un solo un maravilloso espectáculo de sangre y violencia, sino que pretende plasmar a través de esa violencia, cómo es la sociedad actual. Eres lo que posees. En el aspecto violento, cuenta con las mejores escenas de todo el catálogo de Netflix, sin duda.

Quizás te interese
Crítica de Los Eternos ¡Expandiendo la mitología de Marvel Studios hasta límites insospechados!

La producción es sublime.

En El juego del calamar vemos el desarrollo y espacios de los diferentes juegos y, la verdad es que no defrauda. Son juegos ingeniosos, que no dejan diferente y que, de seguro, dejarán su huella en el género. Pero, el final es frío, donde nos encontramos un giro de guion  para aclarar agujeros, pero que realmente empeora lo que podría haber sido una serie de sobresaliente.

El juego del calamar, en definitiva, una serie que aspira a ser de culto y no es para menos, desde luego. Engancha desde el primer minuto y, no es para menos.

¿Qué te ha parecido El juego del calamar? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.