Netflix Series de televisión

Crítica a Alice en Borderland: Esto no es el país de las maravillas

alice en borderland dest

El pasado mes de diciembre se estrenó en Netflix Alice en Borderland adaptación de la novela gráfica Imawa no Kuni no Alice, de Haro As

Alice en Borderland está dirigida por Shinsuke Sato cineasta conocido por haber adaptado a la gran pantalla Gantz adaptación del manga del mismo nombre, y protagonizada por Kento Yamazaki (Kingdom, The Disastrous Life of Saiki K), Tao Tsuchiya (Toshokan sensô: Book of Memories, Mare), Nijirô Murakami, Yûki Morinaga, Keita Machida, Ayaka Miyoshi, Dôri Sakurada, Aya Asahina, Shuntarô Yanagi, Yûtarô Watanabe, Ayame Misaki, Mizuki Yoshida, Tsuyoshi Abe, Nobuaki Kaneko, Shô Aoyagi y Riisa Naka entre otros.

A partir del guion de Yoshiki Watabe, Yasuko Kuramitsu y Shinsuke Sato, Alice en Borderland, es una nueva adaptación pero esta vez en acción real de Imawa no Kuni no Alice, sigue a Arisu, un joven desempleado, apático y obsesionado con los videojuegos, que se encuentra de repente con sus amigos en una versión de Tokio misteriosamente desierta. Pronto descubren que en ese mundo deben competir en juegos muy peligrosos si quieren sobrevivir. Arisu conoce a Usagi, una joven que afronta los juegos en solitario. Juntos, tratan de resolver los numerosos misterios que los rodean mientras arriesgan sus vidas y se plantean la propia noción de lo que significa vivir.

alice en borderland

El personaje de Ryohei Arisu no tiene sueños y creció siendo comparado con su talentoso hermano menor. Sus dos mejores amigos desde secundaria, Chota y Karube, también desperdician sus días. Incapaz de encontrarle sentido a la vida, un día Arisu y sus dos amigos son llevados repentinamente a la “Frontera”.

Impresionado por encontrar el Shibuya que conocen tan bien completamente vacío, los tres amigos disfrutan de la libertad sin la censuradora mirada de la familia o de jefes molestos. Sin embargo, cuando un juego comienza de repente, uno que pone su supervivencia en juego, se dan cuenta de que el mundo ha cambiado por completo. Parece que para sobrevivir en Borderland, deberán participar y ganar en una variedad de juegos, a la vez que tratan de averiguar como ha desaparecido todo el mundo, o si por el contrario se encuentran en otro lugar y como pueden volver al mundo que ellos conocen.

Perplejo por estas circunstancias ilógicas, Arisu aprovecha su increíble dominio de los juegos para despertar sus habilidades de observación y juicio y escapar de esta crisis con sus amigos. Pero pronto se darán cuenta de que tendrán que trabajar con otros para tener éxito en los juegos.

Ambientada en un Tokio distópico vacío, esta es una historia de jóvenes que no habían podido encontrar sentido a la vida, pero ahora deberán madurar y afrontar lo que significa vivir como nunca antes lo habían hecho.

Los eventos de esta serie son tan inesperados como asombrosos. Experimentando la emoción de un
mundo desconocido que poco a poco se va revelando. La serie ofrece una experiencia completamente nueva de juegos que ponen al límite a sus protagonistas tanto física como mentalmente para vencer, y muestra un gran trabajo actoral de sus protagonistas, que saben transmitir la angustia y la emoción en todo momento, aunque a veces pueden quedar un poco sobreactuadas.

La serie original de Netflix Alice in Borderland muestra un nuevo mundo cuidadosamente elaborado a través de efectos visuales, diseño de producción y trabajo de cámara en un increíble trabajo de narración visual que subvierte las expectativas de los espectadores a cada paso, desarrollándose en giros emocionantes y caóticos que mantiene al espectador enganchado a la pantalla. Aunque, hay que advertir que quizás no sea del todo recomendable para personas muy sensibles ya que hay escenas de gran violencia y litros de sangre.

Los cambios más significativos para aquellos que están familiarizados con el material original y la serie de anime, es la forma en la que los protagonistas llegan a Borderland, ya que en la serie de Netflix no lo deja demasiado claro, mientras que en el material original, si vemos un viaje como tal. También aunque en la serie nos muestran un Tokio vacío, el aspecto en los cómics es más distópico y muestra un lugar en ruinas donde han pasado varios años, haciendo pensar al lector que han viajado en el tiempo. En cuanto a las pruebas salvo la del primer capítulo, la mayoría de ellas están adaptadas bastante fielmente del material de origen así como la trama y el diseño de los personajes. Por lo que los fans del manga y el anime quedaran contentos con el resultado final, algo que no consiguió Netflix con Death Note.