Noticias / Cine / Luis Uribe Córdoba, la cuota colombiana en Pixar
Cine

Luis Uribe Córdoba, la cuota colombiana en Pixar

Luis Uribe Córdoba, la cuota colombiana en Pixar

Si alguna vez la realidad te frustra para alcanzar tus sueños solo di: ¡Silenzio, Bruno! Esta frase no solo motivó a Luca, sino a Luis Uribe, el colombiano que anima para Pixar.

Recientemente la revista Forbes, una de las más importantes del mundo entrevistó a Luis Uribe, miembro del personal de animación de Pixar, el estudio más prominente en su medio. El profesional es colombiano, lo cual destaca notablemente, pues es otra de las joyas del país que brillan en un escenario de talla mundial.

En medio a corrupción, violencia y terror, es extraño que Colombia reciba buenas noticias y, quienes vivimos en el país, ansiamos oír algo bueno salir de nuestra tierra. Es por este motivo que el trabajo de Uribe Córdoba es admirable y digno de comentar.

El animador trabajó en proyectos como Toy Story 4 y Coco. Más recientemente colaboró en Luca, la última producción que la compañía lanzó. Sobre esta última el artista comentó que “es bastante importante para mí porque tuve la oportunidad de involucrarme en diferentes tipos de escenas con varios de los personajes. Más que en otras películas de Pixar en las que he trabajado”, confesó.

Luis Uribe Córdoba, la cuota colombiana en Pixar

Un sueño cumplido

Forbes le preguntó además si alguna vez visualizó su llegada al estudio más importante de animación del planeta, Pixar, a lo que respondió lo siguiente:

“¡Sí! Es el sueño que tenemos muchos que estamos en esta industria y que es muy difícil de alcanzar, ya que el nivel exigido es bastante alto y en Colombia en el momento no tenía cómo aprender para llegar a ese nivel. Por eso estudié animación en una escuela online y tomé cursos y tutoriales que encontraba en internet para enfocarme y aprender lo que más pudiera”.

A esto, sumó su historia y trayectoria.

“Al salir de la universidad trabajé en publicidad durante unos años en Bogotá, mientras tanto aplicaba a estudios en Estados Unidos y Europa ya que mi meta era poder trabajar en cine. En el 2010 me aceptaron en un programa de aprendices de animación en un estudio en Los Ángeles, California y fue ahí donde empezó mi carrera en animación en Estados Unidos. Tuve la fortuna de finalmente poder llegar a Pixar unos años después”.

Fuente: Forbes