Cómics

CÓMICS: Spawn Integral Vol 10. Final y principio para Al Simmons

La serie independiente americana reiniciaba su mundo en una saga épica en la que Cielo e Infierno llegaban a su batalla final y Spawn era el único del lado de la humanidad.

La creación de Todd McFarlane había pasado ya por dos giros definitivos en su andadura, el cambio de origen debido a problemas editoriales y la creación de un tercer bando del que Spawn era su avatar. Pero toda guerra tiene que tener un final, y un vencedor. Era el año 2005 y la colección llegaba a su número 150, y su autor decidió que era momento de que llegará el Armagedón. Al Simmons contra el Cielo y el Infierno, el ganador se lo lleva todo.

Cuando McFarlane dejó Marvel sabía que casi cualquier cosa que dibujara iba a ser comparada con su Spiderman. Su pequeña incursión en los terrenos del guion dio una serie de historias que se distanciaba de la clásica historia de Spidey y se adentraba en terrenos más adultos y terroríficos. Asesinos en serie y personajes como el Wendigo o Morbius se retrataban como seres más propios de una obra de horror que de superhéroes. Con esa línea y tratamiento en mente creó Spawn, un superhéroe demoníaco cuyos enemigos eran seres sobrenaturales con ganas de sangre y vísceras y militares en redes oscuras de operaciones secretas.

Un hombre condenado al infierno que regresó por amor, con todos los poderes del diablo en sus manos pero sin saber usarlos. Al Simmons comenzó su camino sabiéndose poderoso pero sin conocer el alcance de sus poderes. Primero batalló contra el Infierno y sus huestes, después añadió a sus enemigos a un Cielo que no tenía nada de paraíso. Y finalmente se unió a un tercer bando que le proporcionaba una neutralidad que podía impedir la llegada del Fin de los días.

El Armagedón en el fondo del camino

La colección había dado varios giros en sus más de 100 números, pero siempre con el Armagedón en el fondo del camino. Incluso con algún especial autores como Alan McElroy y Ashley Wood que mostraban el mundo tras el comienzo de dicho conflicto. Pero el descubrimiento del Mundo Verde (si, la copia descarada del background de la Cosa del Pantano de DC no fue muy discreta) dio un tiempo de tregua.
Pero McFarlane sabía que tenía que llegar el final en algún momento. Y decidió que a partir del número 150 contaría la batalla final. No hacía demasiado que perdía la batalla legal con Neil Gaiman por los derechos de MIracleman, y sin poder usarlo, como era normal en muchos de sus compañeros y en él mismo, se sacó de la manga una versión del mismo: EL Hombre de los Milagros. Este personaje ejercería de guía, y llevaría a Spawn al conflicto final.

Con Brian Holguin y artistas como Angel Medina, Nat Jones o Danni Miki comenzaba el fin de todo. Pero al estilo McFarlane, sobrecargado, lleno de diálogos y reflexiones densas y rebuscadas, con violencia explícita y una crueldad inusitada con todos los personajes. Spawn entraba en guerra y el Armagedon había llegado.
Contar el final sería estropear el tomo, pero de ese final surgió una nueva línea para el personaje, que se centraría en lo que fue la idea inicial, una lucha sobrenatural llena de misterios, uniendo historias detectivescas con terror y superhéroes callejeros.

Un giro que sirvió para reenganchar a los lectores ocasionales

La serie hasta este momento se estaba volviendo repetitiva, si se alargaba la situación el buen nivel gráfico no mantendría la atención del público. Este giro permite al lector ocasional reengancharse a la colección tras la saga del Armagedón, y al que llevaba más de diez años recordar porque comenzó a comprarla.
La colección ha llegado recientemente al doble de estos números y sigue cada mes apareciendo, más de 300 números ya. Y en lo que queda tras este integral, aún quedan dos giros más para no perder la atención de su público. Puede que no sea la mejor serie de superhéroes del mercado, pero sabe reinventarse todo lo a menudo que necesita para encontrar a nuevos clientes.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Marvel muestra al híbrido Alien / Humano perfecto

David Larrad

Marvel tiene un proyecto ‘muy loco’ con Donny Cates

David Larrad

Dragon Ball Super confirma el cambio de aspecto de Goten y Trunks

David Larrad