Inicio Cine Entrevista a Alex González (Riptide) en X-Men: primera generación

Entrevista a Alex González (Riptide) en X-Men: primera generación

Compartir

Alex González (Riptide) nos habla de la película X-Men: primera generación.

El próximo 3 de junio llega a los cines ‘X-Men: Primera generación’ y Cinemascomics a tenido el honor de ser uno de los pocos blogs en entrevistar al actor español Alex González que interpreta al mutante Riptide más conocido en España como Tornado, es un personaje creado en 1986 por Chris Claremont, John Romita Jr. y Dan Green, cuya primera aparición fue en “Uncanny X-Men #210”.

alex gonzalez X-Men: Primera generación

Acerca de ALEX GONZÁLEZ (Janos Quesead / Riptide) ha estudiado interpretación en la Academia Internacional de Juan Carlos Corazza. Después de trabajar en varias series de televisión, hizo su debut cinematográfico con el papel principal en la película de Daniel Cebrián Segundo Asalto. (Second Assault), por la que González recibió el Premio Turia al Mejor Actor y estuvo nominado a los Premios Goya en el apartado de Mejor Actor Revelación. Hizo su debut en las pantallas americanas con la película de Gus Van Sant Mi nombre es Harvey Milk.

Otros trabajos son A Rose of France, Luz de Domingo (Sunday Light) dirigida por José Luis Garci, y más recientemente, la película de Maggie Peren Die Farbe des Ozeans (El color del océano) y El Libro de Las Aguas (The Book of the Waters).

En está entrevista hemos pedido al actor que nos hable del personaje de Riptide y de cómo se preparo para el papel, ya que no es un mutante demasiado conocido del universo X-men, hasta que punto han sido fieles en la película al personaje y también de la futura secuela de la que se ha empezado hablar.

X-MEN: PRIMERA GENERACIÓN combina el grado de épica y acción característico de un éxito de verano con una historia sustentada fundamentalmente en los personajes que nos revela el origen de la saga X-Men; así como un oculto suceso de la Guerra Fría y un mundo al borde del Argamedón nuclear. Cuando la primera generación de mutantes descubre, acepta y hace uso de sus extraordinarios poderes, surgen unas alianzas que determinarán la eterna guerra entre héroes y villanos del universo X-Men. Como todas las grandes historias X-Men, la trama y las cuestiones que plantea X-MEN: PRIMERA GENERACIÓN son tremendamente ambiciosas, al tiempo que ofrecen una visión profundamente personal de este inusual equipo de superhéroes.

La acción del filme se sitúa en los años 60; los inicios de la era espacial y una época rebosante del sentimiento de esperanza del Camelot de JFK. Pero también fue el punto álgido de la Guerra Fría, cuando las crecientes tensiones entre Estados Unidos y la Unión Soviética amenazaban a todo el planeta; y cuando el mundo descubrió la existencia de los mutantes.

También es durante este período cuando Charles Xavier conoce a Erik Lehnsherr. Antes de que Charles (James McAvoy) y Erik (Michael Fassbender) adoptasen los nombres de Profesor X y Magneto, eran dos jóvenes inmersos en el proceso de descubrir sus poderes. Antes de ser archienemigos, eran los más íntimos amigos, que trabajaban juntos y con otros mutantes para detener la mayor amenaza que el mundo hubiera conocido nunca. Algunos de los jóvenes mutantes incorporados son ya personajes favoritos de los fans procedentes de las anteriores películas X-Men, mientras que otros son clásicos héroes de los cómics pero nuevos en la saga. X-MEN: PRIMERA GENERACIÓN proporciona respuestas a cuestiones que han intrigado desde hace tiempo a los fans tanto de las películas como de los cómics: ¿Cómo llegaron a juntarse los X-Men? ¿Por qué está Charles en una silla de ruedas? ¿Cuál es el origen de la Mansión X y de Cerebro? Sin embargo, su temática y su contexto histórico resultarán absolutamente reconocibles para los no familiarizados con el resto de películas de la franquicia.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.