Inicio Cómics Cinco décadas de cómics de ‘Thor, el dios del trueno’

Cinco décadas de cómics de ‘Thor, el dios del trueno’

Compartir

Aprovechando que esta semana se estrena la nueva película, ‘Thor: El mundo oscuro’, vamos a dar un repaso a la historia del dios nórdico en los cómics y sus mejores sagas.

Número 83 de la revista Journey Into MisteryTodo empezó el mes de agosto de 1962 en el número 83 de la revista Journey Into Mistery. Allí Thor hizo su primera aparición. Los míticos Stan Lee y Jack Kirby crearon al superhéroe inspirándose en la mitología nórdica y en su mundo de dioses. Thor era uno de estos dioses.

Poderoso guerrero de Asgard e hijo del rey Odín, el padre de todos. La diosa Gea es su madre y tiene un hermano adoptivo, Loki, el dios del engaño y la mentira. Tiene múltiples poderes, entre los que se encuentran la superfuerza, gran resistencia física al dolor, la rapidez o la capacidad de provocar huracanes o avalanchas. Además posee un fiel arma a su entera disposición: Mjölnir, un poderoso martillo que solo él mismo puede alzar. Prácticamente indestructible, es capaz de lanzar rayos de energía y tiene el poder de invocar la furia de Odín, además de que siempre regresa a manos de Thor y puede abrir portales entre dimensiones, tiempo y espacio. Un magnífico aliado para cualquier batalla.

La historia nos cuenta que Thor era un señor de la guerra que traspasó los límites de la agresividad y fue castigado por su padre, el dios Odín. Este lo desterró de su reino, Asgard, a vivir como mortal en Midgard, la Tierra, en el cuerpo de Donald Blake, un médico lisiado de una pierna y enamorado secretamente de la enfermera Jane Foster. Hasta que no aprendiera a valorar la justicia y la paz, no sería capaz de recordar su verdadera identidad y el destino no le devolvería sus poderes.

En un viaje a Noruega, el doctor Blake es testigo de la llegada de unas naves extraterrestres que tienen intención de invadir el planeta. Al ser descubierto, huye y pierde su bastón en la carrera. Se queda encerrado en una cueva y allí encuentra una vara de madera que intenta utilizar para cavar una salida. Al golpear la piedra con la vara de madera, esta revela su verdadera identidad y se transforma en el martillo Mjölnir.

Thor termina convencido de la valía humana y decide convertirse en su defensor y protector tras recuperar su identidad y sus poderes.

Así comienzan sus múltiples aventuras. Las primeras de ellas se centran en sus enfrentamientos con extraterrestres, brujos y su pérfido hermano Loki. En una de estas batallas, Loki engaña a Hulk para que ataque a Thor. Para derrotar al gigante esmeralda se juntan un montón de superhéroes (Thor, la Avispa, Hulk, Iron Man y el Hombre Hormiga) y así se forman Los Vengadores. Toda esta época dorada es escrita por Stan Lee y dibujada por Jack Kirby, Al Hartley y Don Heck, entre otros y entre sus obras, destacan los llamados Relatos de Asgard.

Portada de Thor durante la saga de Surtur

La siguiente gran época de nuestro héroe es la de Walter Simonson. Considerada como la mejor etapa jamás escrita para el dios nórdico, duró desde el número 337 hasta el número 380 de su colección. Una larga y legendaria etapa entre la que destaca La Saga de Surtur.

En esta saga Thor, Loki y Odín, comandados por su amigo extraterrestre Bill Rayo Beta (capaz también de empuñar a Mjölnir y que sustituyó al dios del Trueno durante una temporada al estar desaparecido), unen fuerzas para combatir al malvado y demoníaco Surtur. Consiguen derrotarlo una vez pero, al igual que un cuñado gorrón, vuelve de nuevo y se enfrentarán en una gran batalla en la que saldrán de nuevo victoriosos. Odín se sacrifica para lograr la ansiada victoria. De esta manera, Thor se convierte en el nuevo Rey de Asgard. Como regente, su primera decisión es unir Asgard con la Tierra para no tener que dividir su atención entre los dos. Toma como esposa a Amora y tiene un hijo con Sif llamado Magni. Toda esta magnífica etapa es escrita y dibujada por Walter Simonson y también con los lápices de Sal Buscema.

Thor en la etapa de Ragnarok

Otro gran acontecimiento en la vida del Dios del Trueno es la saga de Ragnarok. Esta saga de principios de 2006, preludio de Vengadores Desunidos, fue escrita por Michael Avon Oeming y dibujada por Andrea Di Vito. En ella, Thor y todos los personajes de Asgard murieron.

Tras una larga temporada ausente en el Universo Marvel, con excepción de su aparición como cyborg en el gran evento Marvel Civil War, el guionista J. M. Straczinsky y el dibujante Olivier Coipel retomaron al personaje en una excelente etapa.

Tiempo después, Jonathan Hickman y Carlos Pacheco cogieron al dios del Trueno para lanzar Ultimates Thor en el nuevo Universo Marvel, el Universo Ultimate. Este Universo no era el tradicional Universo Marvel y supuso una revisión de todos los personajes Marvel. Nuestro protagonista no iba a ser menos y entró en el grupo de superhéroes Ultimates. Recientemente, y con el paso de su colección a Marvel Now, el guionista Jason Aaron y el dibujante Esad Ribic han cogido el testigo de tantos magníficos autores. Han comenzado esta nueva etapa con la saga El Carnicero de Dioses, una magnífica historia que mezcla el pasado, presente y futuro de Thor. Este mismo mes de noviembre sabremos cómo termina esta apasionante aventura.

Son ya 51 años de historias de Thor, y los que nos quedan. Con el tirón popular del personaje, gracias también a sus adaptaciones cinematográficas, tenemos Thor para rato. Así que alcemos un gran cuerno repleto de la mejor cerveza asgardiana y brindemos por Thor, el dios del Trueno. ¡Por Thor! ¡Por Asgard!


Compartir

Nací en Zaragoza hace ya muchas lunas. Ávido lector de libros y cómics. Con estos últimos viví los mejores años de mi niñez y preadolescencia. Peleé en las Secret Wars, en las Crisis en tierras Infinitas y fui parte de las Legends; acompañé a Los Vengadores en mil y una misiones, cabalgué junto a Wonder Woman; peleé junto a Logan, Ororo, Scott y compañía; contemplé con tristeza La Masacre de los Mutantes; sentí las llamas del Inferno; mi corazón se quebró como el de Kitty Pride cuando Peter Rasputin se lo rompió en mil añicos; asistí a la aparición de La Liga de la Justicia Europea; luché junto a Batman en The Cult y reí en La Broma Asesina; me vengué junto al hombre de la mascara de Guy Fawkes en ‘V de Vendetta’; observé como Surtur intentaba destruir La Tierra y Thor se lo impedía; odié con todas mis fuerzas a Bill Sienkiewicz por su trabajo en Los Nuevos Mutantes, aunque al final le cogí un poquito de cariño; me emborraché junto a Tony Stark y volé junto a él; asistí a las perrerías que le hacía Kingpin al pobre Daredevil; combatí al Doctor Muerte junto a Los Cuatro Fantásticos y sitúe Latveria en mi mapa imaginario; también patrullé con Mahoney, Tackleberry, Hightower y compañía; me aburrí soporíferamente con Darryl, Howard y Rocketeer; fuí un Goonie más; viví las Aventuras en la gran ciudad; viajé junto a Dennis Quaid en ‘El Chip Prodigioso’ y, por supuesto, en el Halcón Milenario; luché contra los temibles Gremlins y los mortíferos Critters; quise vengar al padre de Íñigo de Montoya; viví, codo con codo, con Christian Slater al filo del abismo; combatí a los vampiros de ‘Jóvenes Ocultos’, con el histriónico Kiefer Sutherland a la cabeza….
Pasado un tiempo, descubrí el rock, los bares y el calimocho. Me pasé al lado oscuro y dejé de lado todas esas cosas. Nunca del todo, también es cierto. Siempre tuve tiempo para ver una buena película y leer algún cómic que me trasladara a aquellos felices tiempos. Tiempos en los que las únicas preocupaciones que tenía era en qué habría para cenar, en aprobar el examen de mates y en conseguir el cromo que me faltaba para completar mi álbum de ‘El Retorno del Jedi’.
Hace dos años y pico que creé un blog en el que escribo mis relatos y mis ralladas. Aquí os dejo su dirección: subte76.over-blog.es.
Últimamente he colaborado con un relato en un nuevo fanzine nacido en Zaragoza llamado ‘Los Diletantes’. Me llaman friki, luego existo…..