Científicos revelan que la Tierra Salvaje de Marvel es real Científicos revelan que la Tierra Salvaje de Marvel es real
Cómics

Científicos revelan que la Tierra Salvaje de Marvel es real

tierra salvaje de marvel real

Ya sabemos que la ciencia ficción muchas veces se apoya y amplifica los hechos reales, como puede ocurrir con la Tierra Salvaje de Marvel.

Algunos investigadores han descubierto que hay evidencia de bosques tropicales antiguos encontrados en la Antártida. Eso significa que hace unos 90 millones de años, el continente habría sido un bosque lluvioso pantanoso en lugar de lo que vemos hoy. La Tierra Salvaje de Marvel es una tierra prehistórica escondida en la Antártida que conserva la vida de la Era Mesozoica, como por ejemplo los dinosaurios.

Usando un taladro para cortar el fondo marino, los investigadores descubrieron que el sedimento recogido contenía suelo forestal, polen, esporas y sistemas de raíces. Desde allí descubrieron que las condiciones más cálidas durante la época de los dinosaurios ayudaron a facilitar el clima templado. (Las estimaciones indican que la superficie del mar podría alcanzar los 35 grados centígrados en climas tropicales).

“La preservación de este bosque de 90 millones de años es excepcional, pero aún más sorprendente es el mundo que revela”. Dijo Tina van de Flierdt, coautora del estudio y profesora en el Departamento de Ciencias de la Tierra del Imperial College de Londres y Ingeniería. “Incluso durante los meses de oscuridad, las selvas tropicales templadas y pantanosas pudieron crecer cerca del Polo Sur, revelando un clima aún más cálido de lo que esperábamos”.

tierra salvaje de marvel real

Una inspección adicional confirmó al equipo que los bosques eran similares a los que se encuentran hoy en la Isla Sur de Nueva Zelanda.

Curiosamente así es como se representó la Tierra Salvaje de Marvel en los cómics. Donde muchos de los héroes, sobre todo los X-Men han pasado numerosas aventuras.

“Ahora sabemos que fácilmente podría haber cuatro meses seguidos sin luz solar en el Cretácico. Pero debido a que la concentración de dióxido de carbono era tan alta, el clima alrededor del Polo Sur era templado, sin masas de hielo”. Explicó Torsten Bickert, coautor del estudio y geocientífico del centro de investigación MARUM de la Universidad de Bremen.