Inicio Noticias Cine

Chris Pratt responde a la polémica por ser anti-LGBTQ

Se ha desatado la polémica entre el actor Chris Pratt y la actriz Ellen Page que le acusa de ser anti-LGBTQ.

Todo ha comenzado cuando la actriz Ellen Page criticó duramente a Chris Pratt por pertenecer a la Iglesia Hillsong, que se considera anti-LGBTQ (LGBTQ son las siglas de lesbiana, gay, bisexual, transgénero y queer). El actor que hemos visto en Guardianes de la galaxia, Jurassic World y que ahora está promocionado La LEGO película 2, contestó a las acusaciones.

“Recientemente se supo que pertenezco a una iglesia que odia a cierto grupo de personas y es anti-LGBTQ. Nada podría estar más lejos de la verdad. Voy a una iglesia que abre sus puertas a absolutamente todos”. Dijo Chris Pratt.

Noticia relacionada
James Bond 25 ya tiene título

El famoso actor acudió a la iglesia en busca de consuelo después de divorciarse de Anna Farris. “A pesar de lo que dice la Biblia sobre el divorcio, la comunidad de mi iglesia estuvo a mi lado en cada paso del camino, nunca me juzgó, simplemente me acompañó con gracia en mi caminar. Me ayudaron enormemente a ofrecer amor y apoyo. Es lo que han hecho en otras innumerables ocasiones sin importar la orientación sexual, raza o género”.

Chris Pratt responde a la polémica por ser anti-LGBTQ

¿De donde viene la polémica con esta Iglesia?

Brian Huston de Hillsong publicó en 2015 una declaración controvertida con respecto a la postura de la iglesia sobre los estilos de vida homosexuales, con los que los defensores como Ellen Page están claramente en desacuerdo. “La Iglesia de Hillsong da la bienvenida a TODAS las personas, pero no afirma todos los estilos de vida”, se lee en la declaración. “Dicho claramente, no celebramos un estilo de vida gay y, debido a esto, no tenemos a personas gay activamente en posiciones de liderazgo, ya sea remuneradas o no pagadas. Reconozco que solo esta declaración es molesta para las personas en ambos lados de esta discusión, que apunta a la complejidad del tema para las iglesias de todo el mundo”.

No obstante, Chris Pratt explicó que si bien su fe es importante para él, en última instancia, ninguna iglesia “define” su vida y, como tal, tampoco es alguien que juzgue los estilos de vida de los demás. “Mis valores definen quién soy. Necesitamos menos odio en el mundo, no más. Soy un hombre que cree que todo el mundo tiene derecho a amar a quien quiera sin el juicio de su prójimo”. Así dejó claros sus pensamientos sobre este tema. Por lo que no tiene nada contra el colectivo LGBTQ.

Noticia relacionada
Dark Phoenix se posiciona como la película con peor recaudación de la saga

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of