Inicio Cine Críticas de cine Chef: Una comedia bien hecha a fuego lento

Chef: Una comedia bien hecha a fuego lento

1369

Jon Favreau vuelve a dirigir un largometraje con ‘Chef’, después de que su última cinta fuera un estrepitoso fracaso de crítica y público.

Superado el tropiezo de Cowboys & Aliens’ y contando con un presupuesto ínfimo comparado con el que dispuso en aquella producción, el cineasta dirige, protagoniza y firma un guión de su proyecto más íntimo y personal, ‘Chef’. De esta forma, vemos cómo el director se aprovecha de sus amistades para conseguir cameos tan relevantes como los de Robert Downey Jr., Scarlett Johansson y Dustin Hoffman.

Pero más allá de la colaboración de estas estrellas internacionales, lo importante de Chef es el viaje interior y exterior que realiza un chef que hace diez años era un referente mundial, pero que una década después se ha estancado en su carrera y en su vida. Así, tiene un trabajo como chef de un restaurante de lujo de éxito, pero al que se ve limitado creativamente por las directrices de su jefe (Hoffman), el dueño del restaurante. Tras una pésima reseña recibida por el crítico gastronómico más importante e influyente de la ciudad, decide dar un giro completo a su vida y probar suerte con un negocio ambulante en una caravana-restaurante. Para conseguirlo, recibirá la ayuda de su hijo y de su segundo ayudante en el restaurante (John Leguizamo).

Chef Jon Favreau

Éste es el argumento que nos ofrece Jon Favreau, donde a algunos les puede resultar simplón y manido, pero sin embargo el realizador lo envuelve de una fragancia y una dulzura irrechazables. La historia te deja con ganas de saber más de sus personajes, así como los planos de sus comidas y su preparación te despiertan el apetito. Pero la labor del director poco valdría sin un reparto entregado plenamente a la causa, pasando por una serie de cameos que agradecerá el gran público, pero que a diferencia de en otras producciones, aquí sí aportan algo a la trama más allá de la costumbre de arrancar una sonrisa al espectador.

Así las cosas, Favreau nos prepara un manjar que se va cociendo, y que hará las delicias de los paladares de toda la familia, puesto que este menú degustación en forma de comedia es ideal para compartirlo con la pareja, la familia y los amigos, donde todos se dejarán envolver por una historia simple, pero rica en matices y en valores ético y morales. Aunque bien es verdad que podría haberle dado un poco más de caña a temas como las redes sociales y las críticas gastronómicas, consigue encauzar ambos temas para darle más condimento y sabor al plato final, que absorbe las diferentes capas se van componiendo durante el metraje.

Es bien cierto que no es un producto redondo, pero contiene las suficientes escenas y los matices necesarios como para convertirse en un buen vehículo para disfrutar en una calurosa tarde de verano, y acompañarlo después con una buena cena, porque os entrará el apetito durante su proyección.

Lo peor: Que sean tan breves las participaciones de Robert Downey Jr., Scarlett Johansson y Dustin Hoffman.

Lo mejor: Que es un producto divertido y ameno acorde para verlo con toda la familia. Se puede ser divertido sin ser escatológico, y Chef es divertida y aporta muchos valores imprescindibles que está perdiendo nuestra sociedad actual.

Síguenos en Twitter: @cinemascomics y @EduQuintana16