Inicio Cine CHARLIZE THERON, nos presenta a su personaje en PROMETHEUS

CHARLIZE THERON, nos presenta a su personaje en PROMETHEUS

Compartir

Con motivo del estreno de Prometheus el próximo 3 de agosto os traemos un vídeo en el que Charlize Theron nos presenta a su personaje en la película, Meredith Vickers.

Meredith Vickers, es una ejecutiva de Weyland Industries que se embarca en el Prometheus en representación de los misteriosos intereses de la corporación. Cuando Charlize Theron aceptó el papel, el personaje de Vickers adquirió una nueva y fascinante dimensión. Lindelof señala: “Charlize y yo trabajamos estrechamente para crear un personaje con más aristas. Vickers es el tipo de personaje al que el público odiará o amará, pero hay ciertos momentos en los que vemos su vulnerabilidad y empezamos a comprender cómo y por qué se convirtió en una insensible mercenaria. Esto convierte al personaje de Vickers en un contrapunto de Shaw mucho más interesante”.

A Theron le atrajo el hecho de tener la oportunidad de explorar los épicos temas que plantea la película desde una perspectiva totalmente opuesta a la del resto de la tripulación. “Para Vickers, este trascendental viaje de dos años de duración hasta otro mundo se reduce únicamente a una cuestión económica. Su línea de pensamiento está basada prácticamente en la consecución de resultados financieros”, dice la actriz.

Pero como sucede con multitud de cosas en torno a esta misión, el objetivo último de Vickers oculta misterios más profundos y tiene muchas capas. “Mi personaje es un enigma, y la incógnita que la rodea fue algo que me gustó mucho”, dice Theron. “Vickers es una persona pragmática, que quiere desesperadamente controlar la situación. Dificulta todo lo que los demás pretenden hacer allí, y se hace evidente que, o bien tiene una agenda alternativa, o está escondiendo algo”.

charlize_theron_prometheus

Sir Ridley Scott, el célebre realizador que ha reinventado el género cinematográfico de  la ciencia-ficción nos brindará otra muestra de su personal estilo –repleto de acción, sustos, emociones extremas y mucho, muchísimo más– el próximo 3 de agosto, cuando Prometheus llegue a las salas de cine.

Con Prometheus, Scott ha dado lugar a una nueva mitología, en donde un equipo de exploradores descubre una pista sobre los orígenes del hombre en la Tierra, lo que les conduce a emprender un emocionante viaje, a bordo de la nave espacial Prometheus, hasta las más oscuras zonas del universo. Allí, deberán lidiar una terrible batalla para salvaguardar el futuro de la raza humana.

Riddley Scott nos habla de la película

Aunque hace tres décadas que Ridley Scott no dirige una película de ciencia-ficción, su interés por el género no ha disminuido en absoluto. Tras realizar dos de las películas del género más idolatradas de todos los tiempos, su regreso a la ciencia-ficción sólo podría venir provocado por una idea realmente extraordinaria. “Durante las últimas décadas se han rodado montones de películas de ‘acción’, de ‘monstruos’ y, más o menos, de ‘ciencia-ficción”, dice Scott. “Por lo tanto, la cuestión de fondo es: ¿hasta qué punto vas a hacer algo verdaderamente original?”.

“El motivo por el que no he hecho otra película de ciencia-ficción durante tantos años, aparte del hecho de que he estado ocupado haciendo otro tipo de filmes y explorando nuevos géneros, es porque, francamente, no he encontrado algo que tuviera la suficiente verdad, originalidad y fuerza como para que me mereciera la pena dirigirlo. Prometheus posee efectivamente esas tres cualidades”.

La idea de Prometheus tuvo su origen en una figura apenas atisbada en Alien, el octavo pasajero, y que parecía pasar a un segundo plano una vez que el xenomorfo que da título al filme irrumpía, literalmente, en escena. Pero ese misterioso ser –una gigantesca criatura fosilizada, con el pecho reventado, que llegó a conocerse como el Space Jockey– seguía muy presente en la memoria del hombre que le dio vida. “Algo que me daba vueltas desde que hice Alien, el octavo pasajero, era el misterio que rodeaba a esta criatura”, señala Scott.  “¿Quién era? ¿De dónde procedía? ¿Cuál era su misión? ¿De qué tipo de tecnología disponía su especie?  Pensé que este tipo de cuestiones podría proporcionar un punto de partida para ideas aún más interesantes”.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.