Cinemascomics.com | Cine, cómics y series
Cine

Cazafantasmas: Imperio helado. Así se hicieron los efectos especiales

Cazafantamas: Imperio Helado

La secuela de Cazafantamas: más allá, Cazafantasmas: Imperio Helado, se estrena en cines en todo el mundo, la cual contará de nuevo con un gran despliegue de efectos especiales

En Cazafantasmas: Imperio Helado la familia Spengler regresa al origen de todo, la mítica estación de bomberos de Nueva York. Ahí formarán equipo con los Cazafantasmas originales, quienes han construido un laboratorio secreto para llevar la caza de fantasmas al próximo nivel. Pero cuando un antiguo artefacto invoca un ejército de fantasmas que liberan una muerte helada sobre la ciudad, los Cazafantasmas nuevos y viejos deberán unir fuerzas para proteger su hogar y salvar al mundo de una segunda Edad de Hielo.

Cazafantasmas: Imperio Helado está protagonizada por Paul Rudd, Carrie Coon, Finn Wolfhard, Mckenna Grace, Kumail Nanjiani, Patton Oswalt, Ernie Hudson y Annie Potts. La película está dirigida por Gil Kenan. Los productores son Ivan Reitman, Jason Reitman y Jason Blumenfeld. Escrita por Gil Kenan y Jason Reitman.

Los productores ejecutivos son Dan Aykroyd, Gil Kenan, JoAnn Perritano, Amie Karp, Erica Mills y Eric Reich. El director de fotografía es Eric Steelberg. Diseño de producción de Eve Stewart. Montaje de Nathan Orloff y Shane Reid. Vestuario diseñado por Alexis Forte y Ruth Myers. Música compuesta por Dario Marianelli. Basada en la película de 1984 Cazafantasmas, dirigida por Ivan Reitman, escrita por Dan Aykroyd y Harold Ramis.

Los efectos especiales de Cazafantasmas: Imperio Helado (Aviso de spoilers)

Hacer que los fantasmas pareciesen reales ha sido un arduo trabajo para todos, pero sobre todo para dos departamentos: el de efectos especiales, liderado por John Van der Pool, y el de efectos visuales, con Geoff Baumann y Nicole Rowley a la cabeza, los cuales nos cuentan como fue el arduo trabajo para dar vida a los fantasmas de la película.

Al igual que hicieron en Cazafantasmas: Más Allá, Kenan y Reitman se han esforzado por conservar la estética de los fantasmas de las películas de 1984 y 1989. “En esas películas usaron viejas técnicas cinematográficas que hemos intentado replicar en la actualidad”, comenta Baumann. “Los efectos prácticos y visuales son un elemento recurrente de las películas de los Cazafantasmas. Hoy en día casi todo se hace con programas de ordenador, por lo que hemos querido dar un paso atrás. Nos hemos centrado en el proceso de rodaje de la primera película, usando las mismas técnicas en la medida de lo posible pero también introduciendo herramientas modernas”.

La forma que han abordado la película de Cazafantasmas: Imperio Helado se centra en la simbiosis entre dos departamentos muy diferentes. El de efectos especiales trabaja con cualquier efecto que se capture físicamente, con la cámara. Puede ser niebla, lluvia o una explosión, aunque también el Ecto-1 después de haber sido poseído por un fantasma. El equipo de efectos visuales se encarga de las imágenes creadas por ordenador, cualquier cosa que se consiga en posproducción gracias a la composición y animación. Aun así, han seguido un lema: “Todo tiene que estar basado en algo del mundo real, tiene que ser creíble”, dice Baumann.

Dando vida a Moquete (Slimer)

Por ejemplo, en la película de 1984, Moquete era una marioneta grande de goma con un actor dentro cuya imagen fusionaban más tarde en las escenas con los actores. El equipo de efectos especiales ha tenido que trabajar codo con codo con las personas que han construido la marioneta, así como con las personas que la han manejado y el director de fotografía.

“Es una técnica de la vieja escuela que tiene sus complicaciones, pero el resultado merece la pena”, comenta Baumann. “Ha sido una oportunidad increíble para trabajar con marionetistas y así potenciar el resultado final. Hemos sido capaces de jugar con la marioneta y así servir de ayuda al resto del equipo de rodaje y actores”:

“La ventaja de esto ha sido poder mostrar por primera vez a Moquete moquear delante de la cámara”, comenta Van der Pool. “Es un personaje clásico muy conocido, pero en ninguna de las películas anteriores han conseguido grabarle moqueando. Hay un corte de cámara, le rocían al actor con moco y luego la cámara vuelve a mostrarle ya empapado. En esta película hemos tenido la oportunidad de desarrollar un método para grabar cómo Finn es moqueado: un artilugio capaz de proyectar moco en su pecho y en su espalda al mismo tiempo”.

El equipo de Van der Pool ha sido el encargado también de crear el moco, una receta que se ha mantenido igual desde 1984. Contaron con un equipo dedicado exclusivamente a mezclarlo y acabaron creando 5.000 litros de moco. ¡Eso es más de una tonelada!

El dragón de alcantarilla

Hay otros fantasmas, como el dragón de alcantarilla al que vemos en la escena que abre la película, que están creados por ordenador. “El dragón de alcantarilla asienta el ritmo y dejar saber al espectador que está viendo una película de los Cazafantasmas”, dice Baumann. “Aunque este fantasma está creado 100% por ordenador, hemos dedicado mucho tiempo a estudiar los fantasmas de la primera película. Hemos intentado de todas las formas posibles que los personajes generados a ordenador mantuviesen la esencia de la franquicia”.

Eso lo han conseguido animando las criaturas como lo harían normalmente pero dándoles después un aire fantasmagórico. “Empezábamos con un personaje de carne y hueso, uno que pareciese real, y después lo íbamos deshumanizando hasta que pareciese de otra dimensión”, dice Baumann. “Observamos los fantasmas de la película de 1984, la forma en la que uno sale de las cañerías y en la transparencia de Moquete. Después aplicamos todo eso al dragón de alcantarilla”.

El demonio poseedor

Uno de los mayores desafíos que han tenido estos departamentos ha sido el demonio poseedor, que reside en objetos inanimados y los trae a la vida. Hay un momento que entra en la Biblioteca Pública de Nueva York, primero disfrazado de bolsa de basura y luego poseyendo a Patience, el león que protege la puerta sur de la biblioteca. Rodaron varias secuencias en la Quinta Avenida, pero una vez que llegan a la famosa escalinata trasladaron la producción al decorado de Londres, donde se ha completado parte del rodaje de CAZAFANTASMAS: IMPERIO HELADO.

El fantasma poseedor se mete en muchos objetos distintos, como una aspiradora, un discman de Sony, un fonógrafo, unas sillas apiladas, un avión de papel, una pizza, el Ecto-1 y muchos más. Este demonio ha sido el trabajo más complicado que ha tenido el equipo de Van der Pool.

Hay un momento en el que el demonio posee la mochila de protones de Lucky y empieza a disparar aleatoriamente. “Creamos una versión ligera y fácilmente rompible de la mochila para que Podcast pudiese romperla en pedazos con su Martillo de la Verdad”, dice Van der Pool. “Usamos muchos componentes de goma y muchas chispas para que los actores pudiesen estar justo al lado”.

podcast cazafantasmas: imperio helado
podcast cazafantasmas imperio helado

Otro éxito del equipo de Van der Pool ha sido el triciclo que pedalea por sí solo por una calle. “Es el rey de la fiesta allá donde lo llevamos”, comenta. “A todo el mundo le fascina. Es una maravilla”.

Y luego está la pizza. El equipo de Van der Pool introdujo dos varillas dentro de un disco moldeable para poder controlarlo y así hacer que la pizza se moviese como un gusano por la mesa. “Es un gran ejemplo del trabajo de un marionetista”, explica Van der Pool. “Aunque sea una pizza de goma conectada a dos palos, demuestra los pequeños matices que puede aportar un marionetista a un personaje. Hay un momento en el que la pizza se separa de su base de plástico y corretea por la encimera. Son ese tipo de detalles lo que hacen que la película cobre vida”.

Melody

El efecto de llamas que tiene Melody también ha requerido una estrecha colaboración entre el equipo de efectos especiales y visuales. “Gil no quería una antorcha humana, solo pequeñas llamas revoloteando por su cuerpo. Lo primero que me vino a la mente fue un pudding de navidad”, confiesa Van der Pool.

Igual inspirado por la tradición inglesa de prender un pastel bañado en brandy, Van der pool creó una mezcla de brandy y desinfectante de manos con el que embadurnó un maniquí. “Le prendimos fuego y salieron unas llamas fantasmagóricas”, continúa Van der Pool. “El equipo de efectos visuales grabó todo y luego superpusieron las llamas sobre la actriz que interpreta a Melody”.

Hay una escena en el principio de la película, cuando Phoebe conoce a Melody, en la que juegan juntas al ajedrez en el parque de Washington Square. Jugar al ajedrez con un fantasma puede no parecer un efecto especial muy complicado: imán en la pieza, imán bajo del tablero y la pieza se mueve aparentemente por sí sola. Pero Melody, que es invisible, levanta la pieza del tablero y luego la posa en la nueva posición, e incluso empuja las piezas de Phoebe fuera del tablero. Van der Pool consiguió que se rodase la escena usando un sistema de cableado y servomecanismos controlados por radio.

No todos los fantasmas de la película son tan peligrosos y aterradores. Los mini-puft que vimos en Cazafantasmas: Más Allá han vuelto y esta vez han infestado la tienda de libros de Ray. Los espectadores más atentos descubrirán que los animadores han creado desternillantes y rarísimas maneras que tienen los pequeños granujas de meterse en líos una y otra vez.

Creando al villano principal

empire frozen Garraka
Garraka en Empire Frozen

Garraka, el villano principal, es un ser formidable: tiene la capacidad de congelar a las personas de miedo, aunque también ciudades enteras. En el momento álgido de la película, los protagonistas van contrarreloj en su lucha contra el malvado dios y no solo congela a las personas, sino también partes enteras de Manhattan.

Las víctimas de Garraka en Cazafantasmas: Imperio helado acaban tan congeladas que se desmoronan en pequeños cubos de hielo. Ese efecto era algo que no le preocupaba a Van der Pool en un principio. Recordaba que en Terminator 2: El Juicio Final habían hecho algo parecido. Pero entonces lo habían hecho con potentes explosivos, por lo que ningún actor podía estar cerca. Kenan, sin embargo, quería mostrar a un actor tocando un cuerpo helado y enseñar cómo se desmorona.

Lo primero que hizo el equipo de efectos visuales es trabajar con los departamentos de maquillaje y peluquería y les pasó más tarde el relevo al equipo de efectos prácticos. El equipo de maquillaje añadió escarcha en los rostros y vestuario de los actores para que pareciesen congelados, luego el de efectos visuales les escaneó, fotografiándoles con cientos de cámaras desde todos los ángulos. Con esa información consiguieron construir una versión digital de los personajes.

Con ese modelo podían ocurrir dos cosas. Una, que el equipo de efectos especiales elaborase un modelo extremadamente frágil del personaje. “Usamos un tipo de cera muy quebradiza”, dice Van der Pool. “Las esculturas no soportan ni su propio peso. Tienen un mecanismo en su interior sujetado con cables que nos permite destrozarlos en el momento oportuno. Primero la cabeza, luego los hombros y el resto colapsa por sí solo”. Con la otra, Baumann podía usar el modelo para amplificar el efecto desmoronado cuando las esculturas colapsan.

Cazafantasmas: Imperio helado se estrena en cines el 22 de marzo.

author avatar
Carlos Gallego Guzmán CEO
Nació en Zaragoza en 1974. Es diseñador gráfico y web. Aficionado al cine, las series, los cómics y los videojuegos, creó en 2009 cinemascomics.com para compartir su afición al cine, las series, los cómics y los videojuegos.
Síguenos en Google News para no perderte la actualidad, y únete a nuestros canales en: Instagram, WhatsApp o Telegram ¡Para estar al día de todas las novedades al momento!

Noticias relacionadas

Alien: Romulus ¡La inspiración para los xenomorfos!

David Larrad

Se prevé que Twisters supere en taquilla a la película original

Tobi Oulego

Los actores de Twisters explican la escala masiva de sus sets en la película

Tobi Oulego