Capitán América de Rick Remender Tomo 3: El soldado del mañana Capitán América de Rick Remender Tomo 3: El soldado del mañana
Cómics

Capitán América de Rick Remender Tomo 3: El soldado del mañana. La llegada de un nuevo Capitán América

Tras las experiencias en la Dimensión Z, Steve Rogers ha terminado perdiendo las virtudes del suero de supersoldado y la edad lo ha reclamado llevándolo a un envejecimiento brusco acorde a su edad real. Panini Comics nos ofrece el relevo natural que se llevó a cabo en estos números de Capitán América de Rick Remender.

En el año 2015, Marvel inició una nueva etapa en la que renombró algunas de sus cabeceras con el sobrenombre All-New (todo nuevo), para dar relevancia a los sucesos que iban a tener lugar en esas colecciones, que ahora veían como se alteraba bruscamente su statu quo habitual, para presentar nuevas encarnaciones de héroes que ya conocíamos. All-New X-Men nos presentaba a La Patrulla-X Original desplazada de su tiempo, All-New Wolverine nos traía a Laura Kinney como Lobezna o los All-New, All-Different Avengers de Mark Waid. Teniendo repercusiones en prácticamente todo el Universo Marvel.

En el caso del Capitán América nos encontramos con una sustitución muy relevante pues Sam Wilson, El Halcón, compañero de fatigas de Steve Rogers desde el vetusto Captain America #117 (con fecha de portada de septiembre de 1969) era el elegido para dar ese paso al frente. Ya en la etapa de Ed Brubaker en la colección del Centinela de la Libertad, tuvimos a James Buchanan Barnes tomando el testigo durante gran parte de la temporada que Steve Rogers pasó “fallecido” tras el epílogo de la primera Guerra Civil Superheróica. Ahora tocaba emprender algo diferente y Wilson daba mucho juego al respecto.

Sam no es el primer hombre de color que recoge el manto de ser el Capitán América. Ya lo hizo Isaiah Bradley, dentro del mismo Proyecto Renacimiento que dotó a Rogers de la capacidad de enfrentarse a los nazis, pertrechado con un escudo y poco más. Se trata de un relevo muy lógico que incluso se aprovechó en el Universo Cinematográfico Marvel en los minutos finales de Vengadores: Endgame. El Halcón recibe el escudo y adapta su uniforme a los colores de la bandera de las barras y estrellas pero no va a dejar de lado sus alas ni su capacidad para comunicarse con las aves, en especial su buen partenaire, Ala Roja.

Para llegar a este momento, Rick Remender elabora un preludio que coloca a Los Vengadores como maestros de ceremonias, en cuatro números trepidantes que nos devuelven a uno de los personajes presentados durante la saga de la Dimensión Z. Su llegada le convertirá en el nuevo Nómada, que acompañará al Nuevo Capitán América en sus futuras andanzas. Este arco argumental contó con la presencia de Carlos Pacheco a los lápices, en el puro estado de gracia que le acompaña en las colaboraciones que ha realizado para La Casa de las Ideas en los últimos años. Espectacular su representación de Arnim Zola.

Para el primer periplo de Sam en su nuevo papel hubo cambio de artista, muy significativo en cuanto a la importancia que se le quiso dar a este relanzamiento del personaje. Se eligió a una de las grandes estrellas del momento, considerado uno de los mejores dibujantes de la industria en la actualidad, ni más ni menos que Stuart Immonen. Una elección muy acertada para representar a una colección de villanos asentados en la cabecera, desde Zemo a Batroc el saltador, pasando por Calavera, Pecado, Víbora, el Supervisor o el siempre tenebroso Barón Sangre, entre otros.

Remender ya tenía toda nuestra atención con tanta novedad pero quizás lo mejor de estos episodios es la sensación que tenemos de estar ante un Capi que puede fallar, cuyas habilidades por muy contrastadas que estén no son las que tenía el carismático Rogers. Eso sí, Sam Wilson no va a dejar de levantarse tras encajar los golpes, no puede permitírselo, el legado que tiene a sus espaldas supera al dolor físico, supera a cualquier cosa que se le pase por la cabeza. Ahora es el Capitán América, no hay otra excusa mejor.