Inicio Cómics ‘CABALLERO LUNA: DE ENTRE LOS MUERTOS’, ha vuelto, y sigue estando mal...

‘CABALLERO LUNA: DE ENTRE LOS MUERTOS’, ha vuelto, y sigue estando mal de la cabeza

2384

Vuelve el vengador nocturno de la Casa de las Ideas, vuelve Marc Spector con ‘Caballero luna: De entre los muertos’, y esta vez ha traído una pareja de lujo bajo su capa: Warren Ellis y Declan Shalvey. Un nuevo comienzo para el cruzado plateado que trae sorpresas y sobre todo como le gusta al guionista escocés, mucha acción.

La andadura del Caballero Luna en nuestro país ha sido cuanto menos difícil, llena de cierres prematuros o cambios en la publicación para tratar de salvarlo. Pero no es solo algo propio de nuestra piel de toro, en Estados Unidos ha pasado por no menos problemas. El baile de autores, títulos y subtítulos para sus series ha llevado a que Marc Spector tenga una vida cuanto mínimo movida, y no por ser un superhéroe.

Creado por Doug Moench, autor que más ha escrito sobre el vengador lunar, ha sufrido reinicios y cambios de personalidad para poder mantener sus ventas. Llego en un momento dado hasta a ser heredero de una raza demoníaca, ¡Terry Kavanagh, qué hiciste!, pero sus reinicios más cercanos han sido en el siglo XXI. Tres autores nada menos, se metieron en el fregado, Charlie Houston, Greg Hurwitz y Brian Michael Bendis. Con mayor o menor fortuna intentaron que el Caballero resurgiera de sus cenizas, y no hubo tu tía, el vengador de Konshu en la tierra, acababa siempre desapareciendo de las estanterías.

Para aquellos que no conozcan la historia de Marc Spector podemos resumirla en pocas líneas: era un mercenario que pudo, o no, ser resucitado por una deidad egipcia Konshu, dios de la luna y la venganza, y a partir de ahí se vistió con un capa y gasto su fortuna en luchar contra el mal. Dentro de este sencillo origen se escondía algo que Moench desarrollo, y posteriormente se complicó, y deformo hasta límites insospechados. La luna tiene cuatro fases, así que el héroe tenía cuatro personalidades, en principio eran identidades que usaba Spector, para la final tomar forma propia y torturar al personaje, si, hablamos del primer superhéroe con trastorno de personalidad múltiple.

Caballero luna entre los muertos

Warren Ellis tuvo una destacada etapa, aunque cortas, en Vengadores Secretos, donde le toco lidiar con este Norman Bates de papel, y parece que el personaje se podía trata de forma más limpia y clara. Y con ese espíritu y con su gusto por las historias cortas y el género pulp, ‘Global frequency’ de Wildstorm o ‘Apparat’ de Avatar Press son buenas muestras de ello, se enfrentó al reto de reiniciar al Caballero Luna. Y funciona. Las seis historias trazan el tejido de la nueva vida del héroe y su lucha no solo con el mal, sino con su propia mente. Ahora va al psiquiatra, y está en una especie de tregua con ese dios, uno de sus aspectos, que le da sus habilidades, y ha creado un nuevo personaje para ayudar en su guerra, el Señor Luna. Un elegante detective encapuchado, al más puro estilo pulp, lucha contra el mal a golpe de bastón. Asís e vuelve a completar las cuatro personalidades: Marc Spector, El Caballero Luna, el Señor Luna y Konshu.

La saga que recoge el tomo publicado por Panini en España ‘De entre los muertos’ continúa el trabajo empezado por Ellis en Vengadores secretos. Recuerdo aquella escena en la que lo hieren en la serie mencionada y afirma que está tan psicótico que no lo notaba, eso explicaba muy bien la idea del guionista sobre el vengador plateado. Aquí decide no contar una larga historia sino 6 casos independientes, relacionados solo por el caballero y por su nueva vida, contada y resuelta en pequeños detalles, no necesita más para que sepamos que este caballero tiene problemas, pero está en proceso de dominarlos, o de que lo dominen. Las seis historias responden al gusto de Ellis por las historias impactantes, ya sea visualmente o por su historia, una idea central que se desarrolla y cierra en solo 20 paginas, una pastilla ácida que te deja el cuerpo con ganas de más.

De Declan Shalvey poco puedo decir que no se haya dicho ya. Conocía al irlandés más por su etapa en Masacre que cuando dibujaba ‘Veneno’ o ‘Thunderbolts’, y siempre me ha parecido que tenía mucho potencial, y aquí da el do de pecho. Su capacidad para la acción es increíble, el capítulo “Scarlet” es un “tour de force” de acción del artista, que al estilo de la película ‘The Raid’ o a un videojuego, recorre piso a piso un edificio y lo limpia de los criminales de forma brutal y tajante. Pero es en “Sueños” donde Shalvey deja libre sus capacidades, y el mundo onírico que plasma se vuelve confuso, extraño, casi Lovecraftiano. El dibujante compone en estos seis números una obra en la que muestra tanto su capacidad de mostrar ambientes sucios y callejeros, como fantasiosos y sobrenaturales, ilustrando todos las perjudiciales imaginerias de Ellis, ese traje esqueleto es para mi una maravilla. Pero no solo esa capacidad de mostrar lo que está escrito es su fuerte, es su narrativa y su capacidad de hacerte pasar de página rápidamente, llevado por la necesidad de saber que ocurrirá después, no solo por la historia, sino porque quieres ver que tendrá la siguiente página, que pequeña maravilla articulará en dibujos. Dinámico y con un ritmo endiablado el irlandés es desde luego una figura a seguir.

‘De entre los muertos’ cumple con la máxima de un “reboot”, es espectacular y plantea un personaje diferente. Bueno, no tan diferente. Pero es difícil que un personaje con tanta historia detrás pueda de verdad cambiar mucho. Warren Ellis se siente a gusto y deja al Caballero Luna en una posición envidiable para que cualquier escritor decente use al personaje. El arte de Declan Shalvey es de lo mejor que se puede encontrar en cómics superheróicos “oscuros”, Greg Capullo en Batman sería uno de los pocos que me vienen a la cabeza a la altura. Merecería cada número recopilado un pequeño análisis, pero eso es cosa del lector, mejor entrar en él sin spoilers Por todo ello, el personaje merece una nueva oportunidad, y si es con estos autores más aún. La luna esta en creciente, ¿Es hora de qué el puño de Konshu vuelva a la acción!