Cómics

Buyan: La isla de la muerte. La historia de una leyenda contada con un mito

Maansi ha perdido todo lo que tenía. Ahora solo le queda atravesar un mundo en guerra para unirse a su mujer fallecida, en el único lugar posible: Buyan: la isla de la muerte

Buyan: La isla de la muerte es una obra que une fantasía y hechos históricos para contar una historia de amor y lealtad, a la familia, al pueblo propio, pero también de la traición del orgullo y de los enemigos que crean las circunstancias, a veces para reinar hace falta crear a tus peores enemigos.

Acerca de Buyan

En Buyan, nos encontramos en una época aciaga para Europa. La Horda de Oro mongol se acerca con un ejército increíblemente numeroso y arrasa las ciudades que encuentra. El príncipe de Novgorod, exiliado hace años, es llamado a la defensa en contra de los teutones que acechan para extender sus territorios ayudados por la amenaza asiática.

En estas tierras los bandidos y las patrullas mongolas atacan a los campesinos que se ven obligados a refugiarse en los castillos. El peor momento para viajar. Pero eso no impide a Maansi y a su perro Noho recorrer los caminos en pos de una leyenda , Buyan, la isla de la muerte. Allí, espera encontrar a su esposa y reunirse con ella, aunque esté muerta.

Crítica

Martín y Xabier Etxeberria son los escritores de Buyan: La isla de la muerte. En esta historia unen leyendas de las tribus del norte de escandinavia, de origen innuit algunas. Presentan una búsqueda fantástica de un hombre inusual, un hombre enamorado de un fantasma, pero con la posibilidad de reencontrarse con ella. Una trama de aventuras en la que se cruzan en su camino los campesinos huyendo de la Horda. Un trovador de intenciones extrañas y egoístas, y una extraña figura que no se deja ver pero amenaza a toda la región.
Muy al estilo de los de aventureros europeos unen lo mágico con lo real y dejan una historia simple en la que las subtramas enriquecen pero no aportan tanto al viaje del personaje principal. Con personajes misteriosos y carismáticos viajamos por un mundo duro y cruel.

El arte de Aritz Trueba es claro y luminoso, definido y casi sin negros que contrasten. El color es el encargado del volumen en la mayoría de páginas y los tonos azules y pagados se cruzan con los marrones para contrastar personajes, bandos y situaciones. Con una narración clara y con páginas compuestas buscando un buen ritmo y sin grandes giros, el lector entrará con facilidad en la historia. Si bien el dibujo posee dinamicidad. La falta de detalle en muchas ocasiones deja viñetas que resultan pobres a la vista, necesitadas de negros que no añade para no perder de vista el color que tendrá posteriormente. Quizás el buscar el resultado final a través de los medios tonos, tramas digitales y el color deja un poco pobre el arte inicial del lápiz y la tinta.

Conclusión

Buyan es una obra interesante, que cuenta mitos bastante poco conocidos del norte de Europa, y los emplaza en medio de una de las grandes crisis del continente. La proximidad de la Horda de Oro mongola. Dotando de detalle la trama principal y de un ambiente que refuerza el interés. Sobre todo permite que la épica y lo fantástico no domine o suene manido. Pero aunque existan muchos elementos que conjuntan bien, al final el libro tiene momentos poco brillantes y secuencias que parecen resueltas demasiado abruptamente, lo que deja la sensación de poder haber dado más, y de que hay demasiadas subtramas que solo se han introducido para aumentar el tono histórico, pero que no sirven de mucho para la historia.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

La mejor tienda friki para frikis

CMC

Marvel muestra al híbrido Alien / Humano perfecto

David Larrad

Marvel tiene un proyecto ‘muy loco’ con Donny Cates

David Larrad