Inicio Cómics ‘Borderlands. Orígenes’, los comienzos no son fáciles para nadie

‘Borderlands. Orígenes’, los comienzos no son fáciles para nadie

Compartir

Borderlands el videojuego superventas llega en formato cómic. Manejaste a los protagonistas, ahora vas a conocer un poco más a  tus héroes y cómo  llegaron a desarrollar esas “encantadoras” personalidades que los ayudaron a sobrevivir en Pandora, uno de los lugares más duros del universo.

Borderlands origenes

Borderlands es un juego que ha vendido millones de copias y que cuenta con secuelas y ampliaciones. El escenario dela aventura es el planeta Pandora, un mundo desértico, donde la vida se asemeja a la de la vida en la frontera en el salvaje oeste americano, pero con armas más grandes, con mejor tecnología, con coches extravagantes y poderes extraños y esotéricos. Pero a pesar de todo eso la ley sigue siendo la misma, el más rápido en disparar sobrevive.

El tomo recopila las historias de los cuatro protagonistas. En cada una de ellas descubrimos un punto crucial, como acabaron en el autobús de Markus, el punto de partida en el que dejaron de ser forajidos y descastados, y pasaron a ser los Buscadores de la Cámara. Roland, Lilith, Mordecai y Brick tienen una vida que conocíamos durante el juego, pero son en casos concretos donde descubrimos sus formas, sus personalidades. Y son estas historias las que cuenta Mikey Neumann en ‘Borderlands. Origen’, las que perfilan detalles, las que dan vida a cada personaje.

No se puede esperar una gran revelación sobre cada uno de ellos, pero si esos trazos que hacen que ames más a ese protagonista que seleccionaste para jugar. Cada historia está llena de acción, porque es un juego de aventuras y acción, pero también reflexiona sobre cómo llegaron al bus, y sus porqués para convertirse en Buscadores. Traición, aceptación, refugio, amistad, hay muchas razones, pero cada uno de ellos tiene la suya propia. Historias concisas y cortas, de las que se leen en un suspiro y entretienen, que es el factor que buscaba Neumann al escribir, dar más valor al juego, pero también contar historias que atrajeran al público.

borderlands

El arte de Agustín Padilla cuenta con corrección los textos de Neumann, pero le falta un poco de detalle en los planos generales, y sus rostros acaban resultando algo confusos, demasiados ceños fruncidos y caras inexpresivas. Aunque la acción funciona, su dibujo de figuras desgarbadas puede no ser atractivo para todo el mundo, es dinámico y rápido, y algo deforme, lo que no es siempre aceptado. A pesar de los detalles cumple con su función, cuenta correctamente, narra con sencillez y no busca complicarse, un disparo es un disparo y un corte es un corte.

Aunque la edición incluye los diseños de personajes, sí que hay algo que se echa en falta, algún tipo de texto para apoyar la ambientación histórica y sobre el mundo. Aunque no es muy necesario, ayudaría a los que no conozcan el juego a meterse un poco en ambiente. Quizás algunas líneas para describir es Pandora, algún detalle sobre el universo y su política general para poner en ambiente, o para completar la lectura del tomo.

Fandogamia amplía catálogo, en este caso con la serie de IDW que ejerce de precuela al videojuego, pero no es solo un complemento al mismo, añade detalles a cada uno de los protagonistas que se manejan, cierto, pero también cuentan historias independientes sobre la superviviencia en un mundo inhóspito, un universo egoísta, y en una sociedad en la que sólo vales lo que puedes conseguir, en la que tu vida solo es el dinero que generes, lo que tus habilidades y tus armas te proporcionen.

a la venta en milcomics


Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.