Cómics

Black Magick. El despertar. Una bruja pluriempleada es una bruja con estrés

Black Magick. La inspectora Rowan Black tiene en sus manos un caso sin sentido, a no ser que seas una bruja, y la victima intentara matarte.

Greg Rucka vuelve al genero que más le gusta, y que mejor domina, el negro, el policial, y eso siempre se nota. Con una nueva receta esta vez, polis y magia, y funciona como un tiro directo al corazón, apuntado con un hechizo de “magia negra”.

GREG RUCKA INVESTIGA NUEVOS CAMINOS

Con el final de Lazarus aún pendiente en el horizonte, Rucka regresa a sus temáticas y géneros favoritos, no es un ajeno a los sobrenatural ya que lo uso en su trama de “La Biblia del Crimen” que desarrolló en Batman y Question, y el de investigación, camino que ha recorrido tantas veces con éxito que poco se puede añadir. Black Magick es la historia de una bruja, de las de verdad, de aquelarre y hechizos, que trabaja como inspectora de policía, dos mundos que tienen en común tantas cosas como los separan. LA búsqueda del conocimiento, de la verdad, del equilibrio, pero los caminos difieren, el método, necesita sacrificios diferentes.

LA trama solo ha comenzado, pero ya tenemos un montón de elementos para poder empezar a notar que hay mucho escondido en el bolsillo del escritor. Una sociedad secreta de cazadores, un enemigo que tiene aspecto, de demonio, monstruoso, y que empieza a mover sus piezas. Pero como en toda obra de Rucka, hay más, relaciones personales, conflictos entre los mundos de Rowan, SU compañero es muy cercano, pero solo en una de sus vidas, sus compañeras en la magia parecen más distantes, aunque no parecen comprender el ansia de justicia de nuestra protagonista. Una ensalada de elementos que sabe bien, pero que escasamente hemos empezado a catar.

Black Magick. El despertar

NGUYEN, AHORA UN GENIO, ENTONCES UNA MARAVILLA

Y para este trabajo contamos con una artista que de sobra es conocida en el mundo del cómic americano, Nicola Scott. Conocida por su trabajo en el relanzamiento de Tierra 2 de DC Comics, por haber colaborado con Rucka y Liam Sharp en Wonder Woman, aquí se enfoca de forma diferente, y cambia su estilo. Pasa de un arte de linea definida y de contrates altos, a una historia de color sepia, monocromos, que solo se ven iluminados por la magia.

El color es muy importante, pero no solo en eso destaca Black Magick, Scott huye de los superhombres y sus chillones atuendos a un mundo real, limpio en apariencia, pero de trazos más difuminados, que dotan no solo de realismo a su arte, le incorporan ese elemento diferente, como si escondiera siempre algo, como si la realidad fuera un velo que tememos abrir, porque detrás, hay algo que puede no gustarnos nada.

Un notable alto para el despegue en España de la serie que nos trae Norma Editorial. Agarra, y te deja con ganas de más, y eso en un cómic es mucho, te deja entrar a un mundo nuevo, creado en base a magia e informes de homicidios. Rucka y Scott tienen por delante un gran trabajo, porque estar a la altura de lo presentado va a ser duro, pero si de algo estamos bastante seguros, es que ambos han cumplido de sobra en anteriores obras, y confiamos.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Supercó llega a Zaragoza de la mano de MilComics

Escenas de cómics en lugares emblemáticos de Italia

CMC

Reseña MARVEL LIMITED EDITION Capitán Marvel 1: ¡Desencadenado!