Inicio Noticias ‘Batman. Jekyll y Hyde’Las Dos Caras de Batman

‘Batman. Jekyll y Hyde’Las Dos Caras de Batman

2343

ECC publica el oscuro y psicológico cómic ‘Batman. Jekyll y Hyde’ con guión de Paul Jenkins

batman jeckyll y hydeHarvey Dent es Dos Caras y representa la dicotomía en un mismo ser entre el bien y el mal. El que fuera fiscal del Distrito de Gotham y el terrible asesino. El orden y el caos. La belleza y la monstruosidad en un mismo rostro. Sin embargo, todos los superhéroes también tienen dos caras, la que muestran como seres corrientes y la que muestran como héroes. “El hombre no es realidad uno, sino en realidad dos“, escribió Stevenson en ‘El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde‘. Sobre esa frase gira el oscuro cómic ‘Batman. Jekyll y Hyde’ con guión de Paul Jenkins y el dibujo de Jae Lee, del capítulo 1 al 3, y de Sean Phillips, del 4 al 6, publicado en 2005 por DC Comics y este 2016 por ECC Ediciones en un único tomo.

Éste es uno de los cómics más sangrientos, oscuros y crudos sobre Batman, dibujado por el mítico e inconfundible Jae Lee, quien se hizo cargo de las ilustraciones de la saga reciente de Batman y Superman con guión de Greg Pak o la revisión de Ozymandias en ‘Antes de Watchmen’. En ‘Batman. Jekyll y Hyde’ aparecen cuerpos medio desmembrados, violentos actos de canibalismo y asesinatos múltiples. A la trama de investigación de los asesinatos, propia del Batman más detectivesco, se le une un viaje psicológico interior hacia la mente de Batman y de su alter ego Bruce Wayne y también de Dos Caras y Harvey Dent. Ese análisis interior sobre Batman y Wayne ha estado muy presente en los cómics publicados por el personaje, pero no tanto en el caso de su enemigo, que a veces ha quedado en segundo plano frente a enemigos como el Joker.

Dos Caras es uno de los mayores enemigos de Batman o por lo menos de los más conocidos y además de los más antiguos como el Joker y el Pingüino. Lo crearon los mismos padres de Batman Bill Finger y Bob Kane, y apareció por primera vez en el año 42 en Detective Comics número 66. Aquel que un día fue el respetado fiscal de distrito Harvey Dent y aliado del Caballero Oscuro vio como su vida cambiaba cuando la mitad izquierda de su cara quedó deformada tras ser rociada con ácido durante un juicio. Se convirtió en un psicópata criminal que dejaba la suerte de los demás a cara o cruz con una moneda.

batman jeckyll y hyde

Sin embargo, este cómic va más allá en el retrato del personaje, ahonda en su niñez y en un gran trauma que lo convirtió en Dos Caras y en un ser bipolar. ‘Batman. Jekyll y Hyde’ explorará el pasado de Dent y lo que le llevó a convertirse en un despiadado y enloquecido humano. La causa no fueron sólo sus quemaduras que lo dejaron como un monstruo, sino algo que sucedió en su pasado, una losa que cayó encima de él, una carga de un tamaño enorme, como el que cargó toda su vida Bruce Wayne, y le convirtió en el Hombre Murciélago.

Dent es presentado al inicio del cómic como “un esquizofrénico paranoide con tendencias homicidas. Un segundo diagnóstico define su situación como un caso límite de doble personalidad, o quizá múltiple (…) Está convencido que comparte su cuerpo con otra persona. En efecto se ha convertido literalmente en dos personas“. Su objetivo es encontrar un suero que libere a las personas de su dualidad para dar rienda suelta a su lado más oscuro.

Dent querrá liberar también a Batman de Bruce Wayne y que aflore quien realmente es, aquel que decidió vengar la muerte de sus padres poniéndose una máscara y luchando contra los criminales. “Hay un vacío inmenso en tu corazón. Algo te ocurrió, ¿verdad? Algo que hizo que tu verdadero yo se encogiera y muriera en tu interior. A mí también me ocurrió“, le dice Dent al Caballero Oscuro en una viñeta, tras ser obligado a beberse el antídoto. “La verdad es que tu vida es un castillo de naipes. Tú lo construyes y Batman lo echa abajo“.

Ésta no es una obra menor sobre quién es el Hombre Murciélago, sobre su carga, sobre su culpa, sobre su determinación. Incluso se le ve derramar algunas lágrimas, algo completamente inédito en su historia. Éste es un viaje al interior del héroe y de uno de sus enemigos, y lo hace como pocos lo han conseguido. De hecho, sigue la senda de ‘Asilo Arkham’, el clásico imprescindible de Grant Morrison publicado por DC en 1989. Morrison, con la increíble ayuda de Dave McKean y sus oníricos dibujos, encerró a Batman una noche entera con los psicóticos asesinos de Arkham y haciendo que se enfrentara a sus peores pesadillas y a sus enemigos más desacomplejados como el Joker. Las peores pesadillas de Batman florecen de nuevo en el cómic de Paul Jenkins y están a punto de acabar con él.

a la venta en milcomics

Pere Francesch Rom
Pere Francesch Rom. Nació en 1981. Viene de la comarca conocida como Baix Camp en Tarragona y es licenciado en Periodismo. Ha pasado por diferentes medios de comunicación como ‘El Correo’ (Bilbao), ‘Diario de Noticias’ de Álava y el ‘Diari’ de Tarragona. Actualmente trabaja en la sección de cultura de la Agència Catalana de Notícies (ACN). Colabora, además, en la revista ‘on line’ Muzikalia y en la de cine pantalla.cat. Creció muy enganchado a ‘Bola de Drac’ (‘Dragon Ball’), ‘Las Tortugas Ninja’, Astérix y a los cómics de Spiderman y Batman. Soñó con que algún día podría pilotar a Mazinger Z acompañado por unos locos Gremlins y luchando con los Cazafantasmas. Contrario a los prejuicios que aún hay sobre las novelas gráficas, tres cómics le marcarían profundamente: ‘Superman Hijo Rojo’, ‘V de Vendetta’ y ‘Watchmen’. En cine, a grandes rasgos, ‘El Padrino’, toda la filmografía de Tarantino y Hitchcock, ‘El Señor de los Anillos’, todo aquello con aroma a Festival de Sitges o las historias de cómics y superhéroes llevadas al cine destacando sobre todo ‘300’, el Batman de Nolan o ‘Capitán América: Soldado de Invierno’. Es adicto a las series, sus preferidas: ‘Lost’, ‘Los Soprano’, ‘Breaking Bad’, ‘Juego de tronos’, ‘True Detective’ o ‘American Horror Story’. Amante de estas dos artes, cine y cómic, porque ambas tienen esa capacidad de llevarte a aquel lugar imaginativo y soñador del que difícilmente se puede volver.