Cómics / Batman contra Ra’s al Ghul. Neal Adams retoma con el murciélago viejas historias
Cómics

Batman contra Ra’s al Ghul. Neal Adams retoma con el murciélago viejas historias

El hombre que redefinió el aspecto de Batman regresa para contar una historia propia con su mayor enemigo: La cabeza del demonio.

Un ataque terrorista en Gotham acaba con Batman, la salvación de la ciudad es un rico empresario y su empresa de seguridad. Su futuro está en manos de Ra´s al Ghul y el mismísimo Bruce Wayne avala dicha operación. ¿Qué ha ocurrido? Solo Deadman puede desvelar el misterio de la muerte de Batman y el plan de Ra’s, y para ello contará con la ayuda de ¿Batman?

Neal Adams marcó época, su estilo ha influenciado en tantos autores del comic book americano que cada nueva incursión se celebra. Sus etapas en Batman, Green Lantern, los X Men y otros tantos son legendarias entre los aficionados al cómic. Pero a pesar de que mantiene un nivel gráfico envidiable para su edad y es capaz de igualarse a las actuales estrellas, como guionista no alcanza esas cotas.

La historia parte de una premisa interesante. La ciudad está al borde del caos tras varios ataques terroristas y el gobierno de la misma decide usar un programa novedoso promovido por un altruista Ra ‘s al Ghul. Batman lucha contra la decisión y contra el extraño enemigo que ataca la ciudad, muriendo en una explosión. Pero Bruce Wayne está vivo y apoyando el programa. ¿Qué ha ocurrido? ¿Qué tiene que ver la siniestra Chiaroscuro en todo esto? ?¿Cuál es el plan de Ra´s?

El misterio de la desaparición de Batman lo investiga Boston Brand, Deadman. Otro de los viejos personajes que el autor convirtió en clásico. Al final la historia es más un Brave and the Bold de ambos personajes que una historia del hombre murciélago. El misterio inicial se ve sustituido por una especie de aventura interdimensional para hacer trampa en un pacto entre villanos, que tampoco son lo que parecen al final.

Una trama enrevesada que se lee bien en su viaje a través de mundos bárbaros y de fantasía, pero que resulta más torpe en el mundo real. Cambiando de una línea dramática a otra Adams busca un ritmo ágil, pero sus diálogos sobrecargados y con exposiciones excesivas nunca llegan a ser dinámicos. Los giros no son demasiado sorprendentes, en la mayoría de ocasiones los introduce con muy poco espacio para darles fuerza antes del desenlace. Lo que deja un ritmo con muchos altibajos y una lectura que no termina nunca de cuajar por falta de interés en la trama principal debido a la total falta de desarrollo de la misma.

Si en algo destaca Batman contra Ra’s al Ghul es en el arte. Adams cumplirá 81 este año, y no ha perdido la fuerza ni el impacto que lo llevará a lo más alto. Dinámico y con una acción poderosa, sigue dibujando uno de los mejores Batman que se pueden ver. Actualizando su propio diseño lo traslada al presente pero sin dejar de introducir guiños a su etapa. La introducción de mundos bárbaros le permite jugar con su gran estilo e imaginación dejando una obra que se puede enfrentar sin problema a la de cualquier artista actual.

Neal Adams firma con esta su tercera incursión en DC en pocos años. EN Odisea unía a Batman y el pulp, en La llegada de los superhombres revisitaba sus ideas sobre Superman, y en la presente obra decide recuperar antiguos personajes para darles un final más digno, Deadman, o continuar con su eterna rivalidad con el murciélago, Ra’s al Ghul. Sin ser brillante ninguno de los tres títulos, dejan claro que Adams es un gran ilustrador y que la edad no le ha quitado las ganas de seguir trabajando.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Reseña Pacificador. Perturbar la paz. ¿Cuál es el precio que pagarías por la paz?

Deathstroke Inc. 1. Si un villano no puede ser un héroe, ¿hay un camino en el medio?

Reseña MARVEL Now! Deluxe Los Defensores: Los diamantes son para siempre. La etapa de Bendis y Marquez