Batman Condenado. Las segundas oportunidades no se regalan Batman Condenado. Las segundas oportunidades no se regalan
Cómics

Batman Condenado. Las segundas oportunidades no se regalan

Batman condenado Lee Bermejo

Batman condenado

En Batman condenado, el Joker ha muerto. El cruzado de la capa despierta sin saber que ha ocurrido, siendo acusado de la muerte del payaso, y puede que sea cierto.

Ya ha llegado a su fin Batman Condenado y el resultado es agridulce. La historia cuenta con un arranque brutal y con una premisa atractiva: ¿Cuál es el límite de Batman con el Joker? Brian Azzarello y Lee Bermejo exploran el lado más terrorífico del hombre murciélago en tres actos llenos de terror y magia.

LA PRIMERA ‘BLACK LABEL’

La serie que estrenó el sello Black Label por fin se completa con el tercer tomo, y aprovechamos para dar un repaso a esta historia más adulta del mito del hombre murciélago. Un misterio que resolver, con aroma sobrenatural, y en el que a Batman lo acompañan sus secundarios de lujo y un coprotagonista que nadie quiere cerca: John Constantine. Todo empieza con un despertar, y termina con otro, en el medio, la oscuridad, la muerte y sobre todo la locura, acechan al detective en su búsqueda de una respuesta: ¿quién ha matado al Joker?

Las anteriores colaboraciones de Azzarello y Bermejo dieron cómics siempre interesantes, ‘Joker’ es a día de hoy una historia clásica dentro del universo de Batman, aunque para el que suscribe aparte de su imagen “nolaniana” del payaso del crimen, no añadía a la historia del hombre murciélago nada destacable, una buena historia criminal “made in Azzarello” y un tremendo dibujo, pero ninguna novedad. Este no es el caso de ‘Batman: Condenado’ que busca un hueco entre el olimpo de este personaje, quedándose a las puertas.

HABIA ALGO GRANDE DE LO QUE HABLAR

La polémica ha acompañado a esta serie desde su salida al mercado. La ya tristemente famosa escena del pene de Batman fue el principio. Que en un cómic claramente etiquetado como “para adultos” aparezca un desnudo no debería causar revuelo, pero parece que siendo el “batpene” si, todo se magnifica cuando se introduce a Batman en la ecuación. La segunda edición del primer número oscureció la zona en cuestión y se arreglo el embolado, pero ahora la primera edición es aún más codiciada por coleccionistas por ese cambio.

batman desnudo

Si dejamos atrás el tema anatómico y nos adentramos en la historia en si, su impacto dentro del panorama del noveno arte vino por una premisa muy interesante: Batman despierta sin saber que ja ocurrido en las ultimas horas, está herido, y lo persiguen por algo que no sabe si ha hecho, matar al Joker.

UNA PREMISA PODEROSA Y MÁS COMPLEJA DE LO QUE OFRECE

Azzarello comienza con una investigación para descubrir la verdad, pero los métodos detectivescos se topan con paredes a cada paso, y al final del primer acto se confirma que hay algo sobrenatural en todo el asunto. Y tiene que ser el investigador paranormal, exorcista, mago de segunda y fumador profesional más conocido del universo DC el que lo confirme: John Constantine. El inglés ejerce de narrador omnisciente durante todo el cómic, con un tono cínico y sarcasmo para regalar, nos hace dudar de las actuaciones de Batman, de sus pensamientos, y permite que nos introduzcamos en la psique de un personaje complejo que acaba de ver como uno de sus pilares se ha derrumbado, ha matado, o al menos, cree que ha matado.

Con todo esto por delante, estamos delante de una trama que podría ser muy interesante, pero que desgraciadamente se queda corta. La trama ahonda en la decisión más poderosa que tiene Batman por delante, y el dolor que podría producirle ceder a ella. Cumple con sus ideas principales, pero con grandes acelerones en la narración, todo ocurre porque se está acabando el espacio. El tercer acto se convierte en un desenlace y epilogo al mismo tiempo, dejando un desarrollo misterioso en algo meramente anecdótico. La fuerza que la serie cogía poco a poco, se pierde de repente y el resultado acaba siendo un cliché que deja todo el interés por los suelos.

LEE BERMEJO ESTÁ EN PLENA FORMA

El arte de Lee Bermejo nos traslada a una Gotham llena de suciedad y basura, oscura y desagradable, en la que el humo y las sombras no dejan ver con claridad. De trazo hiperrealista, el dibujante hace su versión de Batman, y vuelve a entregar una historia plagada e detalles y potente. La historia de para que pueda exprimir ambientes, personajes y acción, nos entrega unas composiciones de pagina espectaculares y detalladas que dejaran al lector con la boca abierta. Pero la historia no permite mucho más al artista, la extensión de la misma hace que Bermejo cuente con efectividad y espectacularidad, pero eso deja por momentos la narrativa en puntos confusos, una historia tan compleja que se plasma con un dibujo tan complejo debería tener más espacio.

Batman Condenado es, en conclusión un buen comienzo para el nuevo sello de DC comics, y la edición de ECC en tres volúmenes como el original mantiene una gran relación calidad precio, ya que es una tapa dura de gran formato a un precio bajo. Pero como obra peca de ser escasa, de tener un final abrupto y de tener una conclusión fácil sin demasiada originalidad. Aunque lo peor de ella pueda parecer mucho, no lo es, se lee con avidez y con velocidad, el dibujo es increíble, y los personajes no necesitan más para definirse, es una lectura rápida y sin complejos, dura y oscura, y con un Batman dudando de todo lo que lo hace ser Batman.