Inicio Cómics Batman: Arkham City. Ya falta poco

Batman: Arkham City. Ya falta poco

677

Warner Bros Interactive y Rocksteady Studios lanzan nuevo vídeo de ‘Batman: Arkham City’

Falta poco más de dos semanas para que ‘Batman: Arkham City’ llegue el próximo 18 de octubre a la Xbox 360 y PlayStation 3 en USA  y Warner Bros Interactive y Rocksteady Studios han lanzado el vídeo que os dejamos a continuación para que podamos hacernos una idea real del vídeojuego.

Batman: Arkham City‘Batman: Arkham City’ continua con la atmósfera de ‘Batman: Arkham Asylum’, llevando a los jugadores a Arkham City, el nuevo “hogar” de los matones, gánsteres y demás mentes criminales de Gotham City. Localizada en un ruinoso distrito de Gotham City, esta esperada secuela traerá una historia completamente nueva con algunos de los personajes clásicos y los peores villanos del universo Batman.

El juego muy esperado por todos los fans y que se quedaron con ganas de tener más aventuras de Batman tras ‘Batman: Arkham Asylum’ estará disponible en Australia el 19 de octubre y en Europa el 21 de octubre. La versión para PC estará disponible en noviembre.

Sinopsis:

Ha pasado un año desde los del Psiquiátrico de Arkham que vivimos en la primera entrega. Las instalaciones quedaron prácticamente destruidas, y la prisión Blackgate no podía hacerse cargo de la gran cantidad de criminales de Gotham City, por lo que pronto empezó a generarse el caos y la preocupación por las calles de la ciudad, ya que pronto la única opción sería liberar a los criminales para que vagasen libremente por las calles. Es por eso que el alcalde Quincy Sharp se sacó de la manga una campaña para utilizar los barrios viejos de Gotham como prisión, amurallando la zona y creando un gran campo de contención de criminales que recibió el nombre de Arkham City.

Como es lógico en un territorio plagado de criminales que campan a sus anchar, Arkham City es una tierra sin ley en la que prevalece el más fuerte y en la que los grandes líderes del crimen se reparten el pastel, preparando sus fortalezas, siguiendo sus experimentos o montando una gran red de mercado negro. Toda la zona está bien protegida por las tropas de TYGER, aunque suelen hacer la vista gorda y limitarse a que no haya problemas de cara al exterior. La violencia es constante y, por momentos, las situaciones se descontrolan; pero nadie del exterior quiere saber qué ocurre allí dentro y las tropas de TYGER cumplen las órdenes de una mente que tiene otros planes mucho más enrevesados de lo que parecía en un primer momento.

Bruce Wayne está altamente preocupado por lo que está ocurriendo en ese lugar, dado que como Batman sabe de los grandes peligros que puede suponer tener a todos sus enemigos campando a sus anchas en un territorio que está controlado solo en teoría. Hay demasiados problemas en el aire como para estarse de brazos cruzados y pretende mover sus fichas, realizando discursos y ponencias sobre los riesgos de Arkham City, pero acaba siendo secuestrado y trasladado a dicha zona. En ese momento es cuando se acabaron las tonterías, y Bruce Wayne consigue liberarse para recuperar su atuendo de Batman y empezar a tomarse la justicia de su mano una vez más. Comienza así una historia que estará cargada de sorpresas y de caras conocidas.

Artículo anteriorTráiler de The Woman: Violento y salvaje
Artículo siguienteGanadores concurso ‘The Mechanic’
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.