Cómics / Bad Mother. Cuando la sororidad no se contempla entre ciertas mujeres
Cómics

Bad Mother. Cuando la sororidad no se contempla entre ciertas mujeres

La publicación por parte de Panini Comics de las publicaciones de la recientemente creada editorial independiente AWA Studios (Artist, Writers and Artisans) ya nos trajo como primer ejemplo The Resistance. Ahora desembarca con dos nuevos tomos este mes y uno de ellos, Bad Mother, va a demostrar que hay mujeres de armas tomar.

Madres sobradamente preparadas

La mujer puede alcanzar múltiples estereotipos muy cuestionables pero uno de los más acusados es ser madre. Parece que una vez alcanzada cierta edad y con hijos las mujeres se vuelven invisibles, apenas gozan de protagonismo y se limitan a ciertas tareas que no las dotan de presencia ni se las valora por los sacrificios que a diario comporta la labor abnegada que realizan. Quedan anuladas, apagadas, sujetas a una vida que no por deseada las representa. Siguen teniendo mucho que decir acerca de motivación y gozan de una experiencia mayor de la que se les atribuye.

April Walters es una de esas mujeres, amas de su casa y muchísimo más. No solo se encarga de mantener atendido a su marido Steve sino que cuenta con dos hijos que apenas aprecian su dedicación y devoción por su familia. A April la mueve un sentimiento fundamental que nos hace volvernos más fuertes, contra el que es difícil oponerse, el amor por los suyos, sobre todo por aquellos que salieron de sus entrañas. Puede soportar ser ignorada, desaparecer a la vista de cualquiera que no sepa ver quién es realmente. Pero no juegues con lo que más adora, entonces April no es solo una madre, es tu peor enemigo.

En un tiroteo… mantén la cabeza agachada

Bad Mother no hace referencia precisamente a la traducción literal del título, lo que sería una mala madre. Todo lo contrario. April haría lo que fuera necesario por los suyos, incluso mancharse las manos de sangre. Cuando lo tienes todo en contra, desde los clanes de delincuentes a la policía comprada por ellos, solo te queda ser más dura que los demás, perder los escrúpulos e ir uno o dos pasos por delante de aquellos que no van a dudar en presionar un gatillo para lavar sus culpas.

Todo esto nos viene ofrecido por parte de Christa Faust, una autora que se ha centrado más en la literatura en prosa que en los comics pero que ha empezado a dejarse ver con comics como este que tenemos entre las manos y Redemption, también para AWA Studios y con el mismo dibujante que en Bad Mother, el brasileño Mike Deodato Jr. (que ya dibujase The Resistance). Faust nos plantea un grito dirigido a esas mujeres de mediana edad que parecen entrar en declive. Nada más lejos de la realidad. No importa que hayan dejado de resultar atractivas, siguen estando presentes y su rol va más allá del que la sociedad quiere atribuirles.

Mira bien lo que mezclas en ese tazón

Esos años “mejores” no deben dejarlas en segundo plano. Ahora cuentan con la experiencia que antes no tenían y en la mayoría de los casos cuentan con cachorros a los que proteger, son las líderes de sus manadas, con mayor fortaleza que el hombre que se limita a trabajar para traer un salario a casa. Ellas no descansan, no cejan en el empeño, no se vanaglorian de ello. Su espíritu está reflejado perfectamente por el trazo de Mike Deodato Jr. La oscuridad no surge del interior de April, tiene herramientas a las que agarrarse para forjar lo que necesita para defenderse, que se lo digan a ese Hulk que “¡Aplasta!”.

Bad Mother es un tomo auto conclusivo que engloba los cinco números que componen la serie y algunos pequeños extras sobre las fases de diseño y la puesta en viñetas del guion. Estamos ante un thriller que merece la pena leer. Panini Comics está trayendo algunos de los ejemplos más destacados del sello AWA Studios a los que no hay que perder de vista.