Así influyó negativamente Stanley Kubrick en las películas de Matrix
Cine

Así influyó negativamente Stanley Kubrick en las películas de Matrix

Así influyó negativamente Stanley Kubrick en las películas de Matrix

El director de fotografía de Matrix, Bill Pope, explica cómo y por qué el legendario cineasta Stanley Kubrick afectó en gran medida la producción de las secuelas.

El mítico director de cine Stanley Kubrick murió el 7 de marzo de 1999 y es ahora cuando se revela que provocó que el rodaje de las secuelas de Matrix fuera miserable. Ya que nadie sabe exactamente por qué no alcanzanzaron el mismo grado de calidad que la película original.

En el momento de su lanzamiento, Matrix impactó a los espectadores de todo el mundo. Combinando a la perfección acción y la ciencia ficción en una película tremendamente deslumbrante que revolucionó la forma en que los dos géneros podían trabajar juntos en la pantalla y abrió nuevas vías para explorar. Desafortunadamente, las secuelas no terminaron siendo tan espectaculares como se esperaba. Las dos películas se rodaron a la vez sumando hasta 276 días de producción. El director de fotografía Bill Pope fue una persona que no solo sintió la presión de filmar dos secuelas de un éxito de taquilla, sino que también detestaba cada segundo del proceso.

En una reciente entrevista Bill Pope compartió sus puntos de vista sobre el proceso de “entumecimiento de la mente y del alma” en el que se convirtió el rodaje de las dos secuelas.

Además de esto, el veterano director de fotografía, que no está involucrado en la próxima cuarta entrega de Matrix, también culpó a uno de los mejores cineastas de todos los tiempos, Stanley Kubrick. Citando la influencia que tuvo un libro en las hermanas Wachowski, ya que se obsesionaron con rehacer tomas una y otra vez hasta que todo el proceso se volvió demasiado difícil de soportar:

“Todo lo que fue bueno sobre la primera experiencia con Matrix, no fue bueno sobre las dos últimas. Ya no éramos libres. La gente te miraba. Había mucha presión. En mi corazón, no me gustaron. Sentí que deberíamos ir en otra dirección. Hubo mucha fricción y muchos problemas personales, y se mostró en la pantalla para ser honesto. No fue mi momento más elevado, ni fue el de nadie más. Las Wachowski habían leído este maldito libro de Stanley Kubrick que decía: “Los actores no hacen actuaciones naturales hasta que están agotados”. ¡Así que vamos a rodar 90 tomas! Quiero desenterrar a Stanley Kubrick y matarlo”.

Es muy injusto culpar a Stanley Kubrick de la bajada de calidad de las secuelas de Matrix. Si las hermanas Wachowski consiguieron un gran éxito, debieron emular las condiciones de rodaje de la primera entrega. Ya que también se criticó mucho la gran cantidad de efectos especiales que se usó en vez de darle más importancia a la historia. Algo con lo que probablemente el mítico Stanley Kubrick estaría de acuerdo.