Noticias / Cine / Armie Hammer habría ingresado a una clínica de rehabilitación
Cine

Armie Hammer habría ingresado a una clínica de rehabilitación

Armie Hammer habría ingresado a una clínica de rehabilitación

Tras el escándalo de canibalismo y abuso sexual, Armie Hammer podría haber ingresado a una clínica de rehabilitación.

En pleno 2020, Armie Hammer protagonizó el escándalo más grande de su carrera. Varias mujeres bajo anonimato acusaron al actor de distintos tipos de abusos y comportamientos tóxicos, alegando de que el actor era caníbal. Luego, en marzo del mismo año, Hammer fue denunciado por una supuesta violación. Tras estas grandes acusaciones y enfrentarse al peor momento de su carrera, el intérprete podría haber ingresado a una clínica de rehabilitación.

Al parecer, Armie Hammer tomó la decisión de recibir ayuda por parte de profesionales. Dicho esto, según cuenta Vanity Fair, el actor habría ingresado en una clínica de rehabilitación a finales de mayo. De esta manera el intérprete, que llevaba sin salir de la isla Caimán donde vive desde marzo, voló hasta una institución localizada en Florida para tratar sus problemas sexuales y de adicción, según ha contado el medio.

Aparentemente, este importante paso que dio Armie Hammer lo hizo con el apoyo de su ex esposa, Elizabeth Chambers. Aunque se separaron en julio de 2020, el actor le habría pedido ayuda para rehabilitarse a la mujer con la que compartió 10 años de su vida. Según trascendió, se ha visto a la mujer del actor y a sus hijos despedirse de él en el aeropuerto.

En busca de ayuda

Según un amigo cercano que habló con el medio Vanity Fair, esta decisión que tomó Armie Hammer es «una clara señal de que está retomando el control de su vida». Recordemos que en enero surgieron las acusaciones de varias fuentes anónimas, las cuales aseguraban que el actor había tenido diversas aventuras extramatrimoniales con mujeres jóvenes con las que contactaba por mensajes privados y llegaba a mantener relaciones sexuales. Y lo más extraño, que también mantenía conversaciones en las que fantaseaba con comérselas y beber su sangre. El escándalo se viralizó tanto que el actor perdió los proyectos que iba a protagonizar.