Cine

Antonio Resines: “No se ha hecho suficiente para proteger la cultura”

Antonio Resines: “No se ha hecho suficiente para proteger la cultura”

Antonio Resines cuenta a Cinemascomics cuales han sido los efectos de la pandemia en la cultura y sus proyectos para 2021.

Antonio Resines presenta Vuelve a la Vida. Un proyecto que busca impulsar la creación cultural en España en colaboración con las empresas. La industria cultural ha sido sin duda una de las más afectadas por la pandemia. Durante el confinamiento aquellos que trabajan en este sector lo han tenido complicado. Ahora este proyecto pretende revivir la cultura y animar a la audiencia a volver a los cines, los teatros y los conciertos.

Antonio Resines lleva años defendiendo la cultura española. Fue durante años el presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas. Además en su documental Historias de Nuestro Cine se centra en la importancia de este sector en España. Por ello, es una de las figuras más apropiadas para encabezar un proyecto de este tipo. Antonio Resines habla con Cinemascomics sobre la importancia de la cultura, la falta de protección que se ha dado al sector y de sus proyectos a futuro.

¿Cuál es el objetivo principal de Vuelve a la Vida?

A.R: Es unir a las industrias culturales con las empresas. Las empresas nos apoyan y nosotros les apoyamos a ellos de cara a sus clientes o a sus empleados. Haciendo cosas a las que ellos no tienen acceso. Ir a un estreno a la alfombra roja, cerrar un teatro entero y ver una presentación con los clientes o los trabajadores. Quedar con los actores o ir a los Goya. Hay muchas actividades. Ellos a la vez nos proporcionan dinero para hacer mejores lanzamientos de nuestros proyectos. Nos apoyan económicamente para poder publicitarlo. Esa es la reciprocidad entre las empresas y nosotros. Hemos conseguido tres patrocinios importantes, en especial el de Divina Pastora Seguros. Haremos entre 12 y 13 lanzamientos este año. Entre películas, libros, teatro, danza y música.

La pandemia ha puesto en jaque a todas las industrias del país. ¿Cuál ha sido el efecto en el sector cultural?

A.R: Total. Ahora mismo se está grabando y menos mal que se siguen haciendo series porque se paro todo. Durante un mes y medio se pararon todas las bases. A la vuelta hubo problemas porque hubo contagios en los rodajes. Posteriormente se han ido abriendo los cines y los teatros al 30%. Son industrias que mueven mucho dinero. Por ejemplo, el 3% del PIB del año 2018 o 2019. Aproximadamente unos 35.000 millones de euros, lo que es una barbaridad. Pero es que al 30% de ingresos se baja a unos 10.000. Es una ruina y de esta historia viven 700.000 familias o más. Ha habido un bajonazo en los ingresos brutal.

Durante el confinamiento la cultura ha sido uno de los principales refugios de los ciudadanos. Pero ¿Cree que el Estado ha hecho lo suficiente para proteger la cultura?

A.R: Se ha hecho algo. Pero no ha sido suficiente para proteger la cultura. Desde luego no, se puede hacer mucho más. No es solo cuestión de dinero sino de echarle imaginación. Nosotros a cambio de dinero hacemos otras cosas, no es dinero perdido. Al margen de los trabajos de la gente del sector. Es importante para la gente que puede haber películas, que pueda haber libros, que se pueda ir a conciertos. La cultura es fundamental, la música, la lectura… Eso es lo que pretendemos poner en valor. Y que la gente siga disfrutando esto. Si se rompe el tejido industrial pues no se hace nada y la gente estaría dando vueltas por la calle. Imagínate la pandemia si la gente no hubiese visto ninguna película.

La gente quiere volver a la normalidad y tienen ganas de volver a disfrutar del cine, teatro y música en directo. Pero las preocupaciones siguen ahí. ¿Qué mensaje de tranquilidad le daría a la audiencia para que se atrevan a dar el paso?

A.R: Fundamentalmente, antes de que llegue la vacuna y se compruebe que de verdad es segura. Hay que dejar claro que la cultura es segura. Es importante que la gente vaya. Y que en medida de lo posible las autoridades se puedan abrir más los aforos. Que no se restrinja tanto a los cines, los teatros y las salas de conciertos. Que la gente pueda volver tranquilamente sabiendo que no hay riesgo. Siempre hay posibilidades de contagio, es cierto que es complicado. Pero que la gente sepa que son sitios sanitariamente muy controlados.

En lo personal, ¿Cómo ha afectado la pandemia a los proyectos profesionales de Antonio Resines?

A.R: Yo he hecho muy poquitas cosas. Cuando todo se tranquilizo pase en verano un confinamiento por contacto. Luego vine a Madrid a trabajar y el primer día de trabajo uno de los actores dio positivo. Entonces tuvimos que parar otra vez. Es decir, yo no he estado cómodo en esta historia. Cuando se podía he preferido irme fuera de Madrid. Tampoco tenia trabajo continuado. Había cosas que se seguían manteniendo, que a mi me parece muy bien que es el tema videoconferencia. Cuando se ha podido he hecho cosas así. Después de Reyes, espero que esto se controle. Pero espérate a ver que pasa en Navidad.

Aunque el 2020 no haya sido el mejor año, ¿Dónde podremos ver a Antonio Resines en 2021?

A.R: Casi seguro empiezo un programa después de Reyes. Y seguro, a no ser que pase algo, empiezo una serie en marzo o abril. Es para Movistar, se llama Sentimos las Molestias. Con Miguel Rellán y dirigida por Juan Cavestany y Alvaro Fernandez-Armero. Hasta el verano es lo que tengo. Alguna cosa más saldrá por ahí, pero de momento eso es todo.