Inicio Cómics ‘Ant-Man’: La verdadera historia del primer Vengador

‘Ant-Man’: La verdadera historia del primer Vengador

4304
Compartir

Con motivo del estreno de ‘Ant-Man‘ hemos decidido en Cinemascomics mostrarte la verdadera historia del Hombre Hormiga, uno de los miembros fundadores del buque insignia de Marvel Comics: Los Vengadores.

Hoy llega a las salas de cine de toda España ‘Ant-Man‘, la última película de la Fase 2 de Marvel Studios que cerrará una exitosa segunda etapa cinematográfica en La Casa de las Ideas. Sirviendo como puente a la Fase 3, que dará comienzo el próximo año con el estreno de ‘Capitán América: Civil War‘ (2016), ‘Ant-Man‘ ha sido dirigida por Peyton Reed y contará la historia de Scott Lang (Paul Rudd), un ex convicto juzgado injustamente y padre de una niña que es adiestrado por Henry “Hank” Pym (Michael Douglas) para convertirse en un nuevo superhéroe: el Hombre Hormiga.

Sin embargo, ¿qué conocemos realmente del Hombre Hormiga? ¡No te pierdas la verdadera historia de este personaje marvelita, pieza fundamental de Marvel Comics y miembro fundador de Los Vengadores!

El nacimiento de un pequeño gran personaje.

Corría el año 1961. Los primeros pasos de Marvel Comics (llamada Atlas y dividida en tres secciones: ciencia ficción, romance y western) se daban a corta distancia y a Stan Lee le propusieron desarrollar una especie de Liga de la Justicia que tantos éxitos estaba dando a DC Comics, la editorial enemiga. El genio marvelita optó por crear una especie de familia con Los 4 Fantásticos en lugar de una organización de superhéroes para hacer justicia. El resto, ya es historia.

Pero curiosamente, y a pesar de lo que la masa que compone la cultura popular pueda sospechar, la segunda gran creación de Stan Lee fue Ant-Man. El 28 de septiembre de aquel año salió al mercado un cómic titulado “Tales to Astonish #27“. Reconocido por Lee, el Hombre Hormiga fue inspirado por la reconocida película ‘El increíble hombre menguante’ (1957), de Jack Arnold. Se convertía de esta manera en uno de los primeros referentes de lo que luego serían Los Vengadores.

Siete históricas páginas, con guion de Larry Lieber e ilustraciones de Jack Kirby, en la que Henry “Hank” Pym empleaba sus conocimientos científicos para crear un brebaje que permitiera reducir su tamaño, acabando en un hormiguero perseguido por una legión de hormigas. Una de ellas salvaría a Pym, hecho que supondría la aparición del Hombre Hormiga.

Ant-Man: el primer Vengador.

Meses después, Stan Lee y todo su elenco marvelita darían vida a iconos culturales tales como Spiderman, Thor o Hulk. Pero el éxito de ventas de aquel número de apenas 8 páginas provocó que Marvel volviera a emplearlo en “Tales to Astonish #35“, donde Hank Pym ya había desarrollado un casco que posibilitara al personaje hablar con las hormigas para poder hacer uso de ellas… ¡Llegando a conducir hormigas voladoras!

Unos cuantos villanos después, como Cabeza de Huevo y Escarabajo Escarlata, llegaría a las tiendas de cómics estadounidenses “Tales to Astonish #44“. Número importantísimo para el Hombre Hormiga y, en general, para todo el Universo Marvel: fue la carta de presentación de Avispa, la que más adelante sería la pareja sentimental de Ant-Man. Precisamente, tan importante es este personaje en el origen de Los Vengadores que Avispa fue la culpable de que tomaran ese nombre para referirse al grupo de superhéroes.

Sería dos años después de lo previsto por los responsables de Atlas, en 1963, cuando Marvel crearía el buque insignia de La Casa de las Ideas: Avengers. Compuesto por el Hombre Hormiga, Avispa, Iron Man, Thor y Hulk, tendrían que vérselas con el hermano del dios asgardiano, Loki, en sus primeras aventuras. La semilla del éxito ya se había plantado y sólo había que esperar para recoger lo sembrado.

Ilustración de cómic de Ant-Man, el Hombre Hormiga.

La inestabilidad del Hombre Hormiga.

La cosecha fue exquisita, como todo el mundo sabe. La gran acogida no se hizo de esperar y Marvel paso al top de ventas en apenas un lustro. Pero algo estaba cambiando en Ant-Man, algo no funcionaba bien en el personaje, algo se estaba cociendo. Stan Lee se interesó demasiado en “Hank” Pym, hasta el punto de querer darle una vuelta de tuerca al personaje. De este modo llegó al mercado “Tales to Astonish #49“, en el que Pym plantea la posibilidad de crear un suero completamente diferente al inicial: ¿por qué no ser inmenso pudiendo transformarse en alguien tan pequeño; por qué no invertir los poderes?

De este modo nació el Hombre Gigante. Tiempo después llegarían nuevos problemas mentales en el personaje, llegando incluso a ser expulsado de Los Vengadores por culpa de su inestabilidad psicológica. El cuadro psiquiátrico de los distintos Hombres de Hormiga es digno de estudio. Hank Pym es buena muestra de ello, pues tras Ant-Man y el Hombre Gigante cambió su personalidad tres veces más: Goliat, Yellowjacket y una Avispa versión masculina.

Pero también tuvo momentos dulces, como el vivido en el arco argumental de la guerra entre los Kree y los Skrull en el que regresa como Hombre Hormiga para adentrarse en el cuerpo de Visión con el propósito de repararlo, viéndose obligado a enfrentarse a los anticuerpos de este personaje marvelita tan importante. Pero, ¿por qué Marvel Studios no ha trasladado al cine la primera versión de Ant-Man?

El Hombre Hormiga que todos recordarán.

Porque han tomado la decisión de elegir a Scott Lang, el segundo Hombre Hormiga que hubo en la historia de Marvel Comics y el que probablemente todos vayan a asociar como Ant-Man a partir de ahora.

Fue en 1978. El guionista David Micheline quería reiniciar las aventuras del Hombre Hormiga, pero no con la forma de Henry “Hank” Pym sino con un novedoso personaje que diera una nueva transformación a Ant-Man. De esta manera surge Scott Lang, un hombre que ha estado en la cárcel tras una condena injusta y un padre soltero, revolución argumental por aquella época. Con la bendición de Pym y la motivación de su hija, Lang robaría el traje de Hombre Hormiga y se convertiría en el nuevo superhéroe.

Precisamente, es esta historia, ilustrada por John Byrne y Bon Layton, la que ha servido de inspiración a Peyton Reed y a todo su equipo creativo para llevar al cine ‘Ant-Man‘, la película que nos presentará en la gran pantalla a este personaje tan longevo en la industria del cómic.

Ilustración de cómic del personaje Ant-Man, el Hombre Hormiga.

Aunque no creo que lleguemos a verlo en el futuro, como sucedió con “Hank” Pym este nuevo Hombre Hormiga también perdió el juicio (¡qué tendrá ese traje!) y terminaría muriendo en el título “Vengadores desunidos“, dejándole el testigo a Eric O’Grady (por obra y gracia de Robert Kirkman).

¿Irás esta tarde a ver ‘Ant-Man’ al cine? Mientras tanto, ¡no te pierdas el tráiler de la película!