Videojuegos / Análisis Contagion Origins: Virtual Arena enseña su potencial
Videojuegos

Análisis Contagion Origins: Virtual Arena enseña su potencial

contagion origins

Ya está disponible el juego de Realidad Virtual Contagion Origins en la sala de Virtual Arena de Madrid y lo hemos probado en Cinemascomics

Virtual Arena es una sala de Realidad Virtual Multijugador Free-Roaming, situada en el centro de Madrid, donde se puede disfrutar de partidas entre 8 y 12 jugadores máximo, sin cables y con desplazamiento libre a través de los 500 m2 de superficie total. En concreto, para jugar a Contagion Origins, nos moveremos por un total de 280 m2, pudiendo ser hasta 8 jugadores en la misma partida. El juego, un shooter con toques de escape room, se encuentra disponible desde el pasado 8 de octubre.

¿De que va el juego?

Debido a su estreno, acudimos a la sala de Virtual Arena, situada en la calle Tomás Bretón número 52, dentro del madrileño barrio de Arganzuela-Delicias, para probar su último juego, Contagion Origins; el cual consiste en un juego de supervivencia cooperativa, que dispone de hasta 8 entornos diferentes y con partidas que duran en torno a los 30 minutos. La dinámica del juego es que los jugadores tienen que investigar el origen de la propagación de una enfermedad biológica en una gran ciudad, que ha desatado el caos y ha provocado que los infectados ataquen ferozmente a los supervivientes. El objetivo del juego es buscar el origen de la infección, acabar con el mayor número de criaturas posibles y finalmente evacuar la ciudad a tiempo, sin infectarse ni morir en la misión.

  ¿Le gustaría a Keanu Reeves que Neo o John Wick apareciesen en Mortal Kombat?

Libertad para moverse por todo el escenario

Entre las grandes ventajas de la propuesta de Virtual Arena para Contagions Originis es que el jugador se puede mover con bastante libertad por todo el escenario, desbloqueando puertas, recogiendo munición y armas e interactuando con el entorno; teniendo múltiples vidas si acabas muriendo durante el juego. Junto a esto, también se agradece que estén debidamente señalizados con advertencias lumínicas rojas todos los límites del escenario, para evitar chocarse con las paredes. Sin embargo, será más frecuente golpear accidentalmente a otro jugador, por lo que desde el principio, junto al tutorial básico de funcionamiento del juego, se advierte claramente evitar agacharse, saltar, dar patadas o puñetazos o cualquier movimiento brusco, para evitar golpes propios y ajenos.

Si se respetan las indicaciones, la jugabilidad resulta amena y divertida, con una agradable sensación de inmersión plena, donde el equipo compuesto por gafas HP Reverb Headset – Pro, mochila con el equipo (ordenador), auriculares con cancelación de ruido y el rifle del juego (de plástico impreso en 3D) no resultan pesados, aunque al acabar la partida puedes notar durante un buen rato el brazo cansado, al tenerlo en tensión durante media hora. El equipo y diseño del juego y de sus gráficos es similar a otros juegos de realidad virtual como los ofrecidos por Zero Latency, que emplean las mismas gafas y biopack.

Una vez superado el tutorial y sumergidos en la ambientación postapocalíptica que ofrece la experiencia, te meterás en la piel de un soldado de élite y será vital la cooperación entre jugadores para sobrevivir a la incesante horda zombie, repartiendo tareas entre los jugadores para superar los diferentes niveles, como resolver puzles, desactivar bombas y acabar con los ataques continuos de los infectados. Las armas y la munición serán limitadas, por lo que habrá que hacer un buen uso de ellas, mientras que los enemigos van subiendo en dificultad y número, debiendo acabar finalmente con poderosas criaturas que funcionan como los habituales jefes finales de los videojuegos clásicos. Para recoger objetos, bastará con pasar por encima de ellos, mientras que para recargar es suficiente con bajar y subir el arma.

  Back 4 Blood: Trabajan en mejorar la dificultad del juego

Juego para adultos

Debido a la temática, con violencia, sangre y gore, este juego está destinado a público adulto, en especial a grupos de amigos, pero también a celebraciones de cumpleaños, despedidas de soltero e incluso eventos de trabajo; funcionando bien como vehículo de ocio alternativo y original, el juego ofrece una propuesta sencilla pero muy divertida, donde el nivel de gráficos y jugabilidad tiene la calidad suficiente como para que merezca la pena jugarlo y disfrutarlo con amigos, pero que ni mucho menos debe compararse con los gráficos o la movilidad de los personajes que ofrecen las videoconsolas de última generación; aunque, siendo sinceros, tampoco aspira a ello, al menos de momento.

A pesar de esto último, cabe decir que la inmersión es bastante completa, con aislamiento de sonido y de la luz del exterior, aunque algunos mensajes se oyen demasiadas veces y muy alto (como el de recargar la munición), y en ocasiones resulta complicado oír a los compañeros si no hablan alto, debido al ruido generado por el juego; mientras que la sensibilidad del gatillo es algo también a tener en cuenta, pudiendo engancharse y vaciar el cargador de golpe, por lo que para evitarlo es suficiente con no apretarlo demasiado y levantar el brazo si notas que te ocurre éste u otro problema, ayudándote un miembro del equipo técnico a solucionarlo. Junto a esto, también cabe destacar que ofrece varios finales alternativos, por lo que permite rejugarlo y volver a disfrutarlo como la primera vez.

  Nuevos detalles sobre el juego de Star Wars de Quantic Dream

Todo lo anterior sin olvidar que mantiene las medidas sanitarias acordes con los tiempos pandémicos que vivimos, por lo que se puede disfrutar sin mayor riesgo de contagio al Covid-19 que el que puede asumirse al disfrutar de otras alternativas de ocio similares.

Además de este juego, Virtual Arena, abierto desde hace justamente un año, ofrece otras 5 experiencias de juego diferentes, donde además de otros tres juegos más tipo shooter, tenemos otros dos juegos para familias y niños (a partir de 10 años), pudiendo jugar hasta dos grupos a la vez, al contar con dos salas diferentes totalmente equipadas y operativas de manera independiente.