fbpx Patrulla X. Es la hora del Nido - Cinemascomics.com
Cómics

Amanecer de X 6. Es la hora del Nido

Patrulla X 6

Krakoa se enfrenta a uno de los grandes enemigos de la Patrulla X, el Nido. La horda alienígena se ve atraída por algo que trajeron los Nuevos Mutantes,y cambiará el futuro.

Tras seis meses de nuevo universo mutante los cambios en el mundo se dejan ver cada vez más. Los gobiernos empiezan a temer el poder mutante, y a envidiarlo. Numerosos enemigos apuntan a Krakoa deseando sus recursos. Pero la amenaza llegará desde el espacio, el Nido ha vuelto. Y esta vez la culpa es de los Bebes X, no cumplieron la regla de las aduanas, no traer animales exóticos a otros hábitats. Si bien el capítulo de la Patrulla X es capital por la implicación de una especie como los parasitarios aliens, no significa que el resto de las series estén de comparsa.

X Force está en medio de una situación comprometida, su actuación en Tierra Verde ha producido un caos aún mayor del que existía. Los Nuevos Mutantes han decidido responsabilizarse de los suyos, y les faltará ayuda. La pérdida de Kate Pryde ha creado un caos en la Sociedad Fuego Infernal que tendrá que ordenarse y los defensores de Britania van a tener que enfrentarse a algo que no esperaban, a una diosa multiversal, pero eso, después de un descanso.

Y damos la bienvenida a la nueva serie que sustituye a la ya finalizada Ángeles Caídos, Infernales. La serie de los psicópatas, los depredadores, los que mataron a su propia raza con alegría, y todos ellos dirigidos por una asesina, Mariposa Mental, y controlados por el mayor científico sin escrúpulos mutante, Mr Siniestro. Promete dar sorpresas, y mucha acción.

Patrulla X 6

Jonathan Hickman está decidido a cambiar todo el mundo mutante. Empezó con su presencia en la Tierra, y ahora, toca el espacio. Y empieza muy fuerte, con un enemigo clásico y peligroso: El Nido.

El universo Marvel siempre ha tenido por el centro de todo a la Tierra, pero el plano galáctico siempre ha estado atento y preparado para hacer algo con ese planeta tan lleno de superseres. Muchos invasores lo han intentado. Pero el Nido no viene a conquistar, viene a destruir, y solo Krakoa y los mutantes pueden evitar que arrasen con todo por acabar con el Huevo Rey, la llave para cambiar a su raza.

En este espectacular numero doble, la Patrulla X se enfrenta a uno de los enemigos que más popularidad han tenido en la franquicia, creación de Chris Claremont y Dave Cockrum, el Nido ha sido siempre una amenaza para toda la vida en el universo. Creados hace eones como la raza depredadora primigenia, estos insectoides parásitos copian las habilidades de los seres en los que plantan huevos, creando mejoras en su raza. Cada Reina, maneja a miles, a veces millones de zánganos, y se expande sin fin buscando recursos que expoliar. Nada puede parar su ansia y su hambre, pero si su avance. Varias razas estelares han fallecido intentándolo, pero otras han triunfado, y una de ellas, han sido los mutantes.

Pero ahora no luchan por conquistar, ha aparecido un Huevo Rey, con el poder de controlar a todas las reinas, y a través de ellas a sus zánganos, una raza entera de millones de seres depredadores por naturaleza. Nada ha unido a las reinas nunca, entre ellas tienen la misma competitividad que con las demás razas. Pero un rey, es una amenaza para todas ellas.

Hickman no avisó a nadie, y plantó un secreto en su etapa en los Nuevos Mutantes, ese “souvenir” que Ranhe se llevó, era, mucho más que un recuerdo. Y así empieza la entrega del mes, que se convierte en una aventura intergalactica con grandes batallas. Y también una excusa para unir a todos Los Summers que han tenido relación con los SHiar y el espacio, Corsario, Kaos, Cíclope y Vulcano, todos juntos y discutiendo por ver que se debe hacer.

Pero no es un número solo de acción, veremos varios cambios importantes en la influencia de Krakoa más allá de la Tierra con un simple gesto de glotonería, y desde luego, el universo no está preparado para ello. Si bien Hickman ha preferido no afectar a ninguna otra serie, tranquilos que este resultado no va a quedarse unicamente en un hecho puntual, demasiado extenso el cambio para que no lo retome más adelante.

Mahmud Asrar y Leinil Francis Yu se encargan del arte de estas dos entregas, y como siempre suele ser costumbre dejan claro su buen hacer. Asrar con su trazo limpio y energía, y Yu con su fuerza en los contrastes. Aunque ambos son grandes dibujantes, a la saga quizás le pegue más el salvajismo de Yu que la bella linea clara de Asrar.

La Patrulla X mantiene un nivel muy alto en esta época de cómics mediocres y montañas rusas de calidades desiguales. Y lo hace a base de plantar y recoger, sembrar misterios para el futuro, y crear conflictos presentes que desafíen al lector hasta conducirlo al siguiente secreto que se desvela. Como hacía Claremont, como hizo Morrison, como hace todo buen escritor de los X Men, y Hickman, lo es.