Noticias / Cine / Alien tiene un final alternativo que arruina la franquicia
Cine

Alien tiene un final alternativo que arruina la franquicia

La franquicia de Alien es una de las más aclamadas de todos los tiempos. Sin embargo, su final alternativo arruina toda la saga entera.

Con el tiempo, Alien se ha convertido en una de las películas más importantes de la Historia del . Ha llegado a generar incluso toda una franquicia a su alrededor. Sin embargo, su final alternativo podría haber cambiado todo eso. Su protagonista, Ellen Ripley, es una mujer inteligente, decidida, sensata y tenaz. Es la única que sobrevive en la nave espacio Nostromo y derrota al terrible Xenomorfo. Sin embargo, este no siempre fue el final original de la película de Ridley Scott, como explican en Screen Rant.

El final alternativo de Alien habría mantenido al personaje de Sigourney Weaver como superviviente, pero sólo hasta el final. Habría sido la última en morir. Similar a lo que sucedió, Ripley abriría la esclusa de aire, pero el Xenomorfo se agarraría a esa puerta en lugar de perderse en el espacio. La mujer dispararía un arpón a la criatura, pero no serviría de nada. El alienígena se hubiera abalanzado sobre Ripley y le hubiera destrozado el casco, arrancándole la cabeza.

Desde entonces, desde 1979, Ripley ha crecido exponencialmente hasta convertirse en una de las grandes heroínas del cine. Asumió un papel que entonces caía siempre en manos de un hombre y se convirtió en un icono para todas las mujeres. Marcó un antes y un después. Si el final alternativo de Alien hubiera llegado a suceder, la reputación de Ripley como personaje que desafió los roles de género podría no haber sido tan efectiva. Hacerla morir, de hecho, habría eliminado todo su protagonismo.

Una secuela jamás habría sido posible con este final alternativo

Ellen Ripley en Alien

La franquicia de Alien se ha expandido sin freno desde que se estrenó. Y, sí, sería considerablemente peor si este final alternativo hubiera sucedido. En primer lugar, su secuela perdería el hilo argumental, ya que vuelve a estar protagonizada por Sigourney Weaver. Las dos películas tienen una premisa similar. El conflicto principal, además del Xenomorfo, proviene del trauma de la primera historia. El nuevo equipo no la toma en serio. Reaccionan de una forma escéptica ante sus afirmaciones. Por ejemplo, Burke reclama los huevos para investigar su utilidad en armas biológicas y esto genera mucha tensión. Si Ripley hubiera muerto, su secuela no habría tenido una cara familiar sobre la que girar la historia. De hecho, habría sido incluso más difícil vender una segunda parte. No sólo por matar a todos los personajes en la primera, sino por lo innovadora que fue con los «límites del terror».

En última instancia, este final alternativo de Alien no llegó a buen término. Ridley Scott se lo presentó al estudio y el estudio lo odió desde el principio. Básicamente le dijeron que no lo hiciera o sería despedido. Mantener viva a Ripley permitió protagonizar más películas de la franquicia, dirigida por cineastas de la talla de James Cameron o David Fincher. Y ha dejado espacio para secuelas, precuelas y otras interpretaciones artísticas de la mitología xenomórfica.

Te recomendamos