Inicio Cómics

AFTERSHOCK Babyteeth Tomo 1: Criando al Anticristo

Planeta nos trae Babyteeth, una nueva serie de la línea editorial Aftershock en la que Donny Cates y Garry Brown nos van a acercar a la concepción de la figura contraria al hijo del Dios cristiano.

Babyteeth sigue a Sadie Ritter una chica de dieciséis años que todavía va al instituto. Ha quedado embarazada en circunstancias no muy claras y tiene muchas cosas que dejar reflejadas, en grabaciones de vídeo con su móvil, para que su bebé recién nacido pueda conocer lo que sucedió durante el tiempo en que aun no era muy consciente de quien era, la supuesta encarnación del Anticristo. Una historia que en un principio resulta muy de andar por casa, sin necesidad de salir del estado estadounidense de Utah, pero que pronto llegará a internacionalizarse.

Criar a un bebé puede resultar complicado para una madre soltera primeriza, aunque cuente con la ayuda inestimable de su padre y su hermana mayor. Ambos resultarán de vital importancia para la supervivencia de Clark, un bebé que no deja de sorprender. Por si fuera poco, nos encontraremos con dos sociedades secretas interesadas en el polémico recién nacido. Unos, “La Silueta”, están dispuestos a acabar con su existencia empleando métodos directos y expeditivos. Otros, “El Camino”, quieren protegerlo para que crezca y alcance todo su potencial.

Si a todo esto añadimos un “mapache” infernal, cuyas intenciones aun no quedan definidas en los cinco primeros números de la colección que han sido incluidos en este tomo, tenemos un conjunto muy interesante que nos deja con la miel en los labios por saber cómo continúan las desventuras de Sadie y su bebé. La primera entrega que nos ha hecho llegar Planeta incluye además una extensa galería de portadas alternativas.

Donny Cates nos ofrece una visión muy humanizada de los primeros días de un niño muy especial que cuenta con los cuidados de una familia que lo quiere y le da todo lo que tiene, cuyos sacrificios no tienen límite, pese a las sospechas que ofrece su supuesta condición. Amor incondicional que encuentra respaldo en las líneas oscuras de Garry Brown, que muestra una cruda realidad mediante trazos rectos, toscos, con aristas y sin escatimar en ríos de sangre. Dibujos muy dinámicos, repletos de movimiento, pero sin carecer de dulzura en ciertas escenas.

Babyteeth es una inmersión en el concepto de familia, un reflejo del día a día que pueda sufrir una madre adolescente dentro de una familia desestructurada. Un brillante ejemplo de historia real al que le sienta de maravilla la adicción de un componente sobrenatural que va a complicar la de por sí difícil crianza de un recién nacido que llora, no como bien y no deja descansar a su madre.

AFTERSHOCK Babyteeth Tomo 1

Sinopsis Oficial de Babyteeth Tomo 1

Sadie Ritter es una empollona afable de dieciséis años que está embarazada de nueve meses y muerta de miedo. Tener un bebé a esa edad es complicado pero, con el apoyo de su querida familia, todo debería salir bien… Aunque es posible que su bebé, Clark, sea al Anticristo, y esté decidido a derribar las barreras que separan el plano terrenal de demoníaco y a desatar el sufrimiento eterno para toda la humanidad.

Noticia relacionada
CÓMICS: MARVEL Tony Stark Iron Man nº 5. La realidad Stark IV
Reseña Panorama
AFTERSHOCK Babyteeth Tomo 1: Criando al Anticristo
Artículo anteriorLa Sirenita: Melissa McCarthy podría ser la villana Ursula
Artículo siguienteMARVEL Thor nº 9. El Dios del Trueno y su poderoso padre
Destetado en unos recreativos jugando al Ghost N’ Goblins y criado bajo el prisma del comic nacional de Ibañez, Escobar, Vazquez… y los clásicos Don Miki de Disney, su vida cambió el día que cayó en sus manos el número 45 de Spider-Man de Comics Forum. Desde entonces Marvel entró en su vida para no abandonarla jamás, al igual que lo han hecho los videojuegos. Amante de las etapas míticas de Claremont, Byrne, Miller, Stern o Simonson, confiesa sin pudor que su mujer es una parte culpable de que cumplida la cuarentena siga embebido por unas aficiones que no le abandonarán jamás.