Inicio Cómics Adiós Nightwing, hola Grayson

Adiós Nightwing, hola Grayson

3053
Portada Nº 1 de 'GRAYSON'
Portada Nº 1 de ‘GRAYSON’

Termina ‘Nightwing’ la serie del primer pupilo de Batman en España y esperamos con ansia la que será la heredera, ‘Grayson’. Maldad Eterna ha cambiado todo el panorama del universo DC y el justiciero acróbata no ha sido ajeno a ello. Por ello repasamos la que ha sido su primera etapa de manos de ECC en nuestro país.

Han sido siete tomos lo que ha durado la nueva serie de ‘Nightwing’ en España. El nuevo universo de DC, los New 52, siguiendo los mandatos de las ventas, renueva series, cierra y abre nuevas etapas. Y ahora, le ha tocado al hijo adoptivo de Bruce Wayne pasar por el aro. En este caso debido a los hechos acaecidos en la saga anual de la editorial, ‘Maldad Eterna’, mucho ha cambiado tras este macroevento. Pero en esta escasa treintena de números Kyle Higgins ha tenido tiempo de trabajar mucho en la personalidad de Nightwing y en sus relaciones. Crossovers aparte , Nightwing ha ganado fuerza en algunos puntos y se ha visto liberado en gran parte del peso de viejas historias ahora que todo el mundo DC ha empezado de cero.

Richard Grayson volvió a su edad universitaria en los Nuevos 52, y eso liberó al personaje de sus anteriores aventuras en Bludhaven y Nueva York. Eran etapas que dieron mucho que hablar, desde grandes historias a deslucidas sagas que se estiraban hasta lo indecible, pero sobre todo añadieron muchas crisis a la vida del primer sidekick de Batman. Así que empezar de nuevo justo cuando Nightwing sale de debajo del ala del murciélago significaba nuevos enfoques. El primero llego con la saga del ‘Tribunal de los Búhos’, donde se descubriría que Grayson iba a ser un Garra y que su vida estaba destinada a algo muy diferente. La muerte de sus padres cambiaría eso y también la vida de sus compañeros en el circo. Así arrancábamos la serie de ECC en España, con interés y en medio de una batalla por el control de Gotham. Y después volvía el eterno villano de Batman, el némesis del caballero oscuro, otro ser aún mas oscuro, el Joker. Una muerte en la familia redefinia a la batfamilia y dejaba a Nightwing en un momento de crisis personal, Bruce Wayne tenía a su hijo, ¿dónde quedaba él?. Tras la saga Grayson decidía alejarse y mudarse para tener una vida propia, el destino: Chicago, una ciudad sin héroes propios. El resultado fue una nueva vida nuevas relaciones y otra forma de actuar, no hay batcueva, no hay dinero para una casa, y los recursos son lo que pueda conseguir por si mismo.

En la ciudad del viento le tocó empezar de cero y hasta su reputación se veía alterada por la visión de la policía, era un vigilante y así había que tratarlo. En lo personal Dick Grayson tenía que compartir piso, el dinero de Wayne ya no contaba y le tocaba apañárselas, nuevos secundarios aparecían y sus relaciones añadían mas especias al plato. Y poco después Higgins ponía la carne con la aparición de Tony Zucco, el mafioso que acabo con la familia del héroe, cuya hija ya rondaba como interés romántico desde los primeros números. La obsesión de Nightwing volvía con mas fuerza y se estudiaba la personalidad de un joven que podía llegar al limite impulsado por la obsesión de justicia. La fuerza de la venganza, que Batman avivo con su guerra contra el crimen, le acercaba a la obsesión que dominaba al murciélago. La personalidad jovial de Nightwing se oscurecía, parecía mas Bruce Wayne que nunca. Pero si algo ha definido al personaje ha sido que siempre se imponía su luz sobre la oscuridad que envuelve a su padre adoptivo. Y el héroe surgía, diferente pero mas fuerte, quizás con dudas, pero desde luego con mas confianza en sus métodos y en que no es Batman.

En todo esto, aparecían viejos enemigos y nuevos villanos que amenazaban Chicago y daban ese color heroico a las actuaciones de Nightwing. Batallas dialécticas y actuaciones acrobáticas ‘made in’ los ‘Grayson voladores’ llenaban las paginas. Y así poco a poco el guionista, Kyle Higgins dotaba de fuerza a la serie, y sobre todo de vida. Nightwing recordaba mucho a ese personaje que se mudó a Bludhaven, pero en una ciudad diferente, lo que ayudaba a una evolución hacia la madurez y hacia la responsabilidad de ese oficio tan extraño que la vida y Batman le ayudaron a escoger, la de héroe y vigilante. Y con todo esto acabamos en la saga Maldad Eterna y la desaparición de Nightwing, que mutara a una serie llamada Grayson, en la que ya no habrá traje, no habrá nombre chulo. ¿Será menos heroico?, habrá que verlo, pero esperamos que no sea menos divertido.

La etapa publicada en España buscaba redefinir al primer Robin para darle una madurez que necesitaba tras abandonar Gotham y a Batman. Si bien no es una obra maestra, es una buena serie de cómics que establece los nuevos parámetros de Nightwing y que al final ha sido arrastrada por las circunstancias a cambiar de nuevo. Nightwing es uno de los personajes de la batfamilia que mas giros ha tenido, y también uno de los mas interesantes. Abandonó la sombra del murciélago por una vida y un nombre propios. Y funcionaba, era una serie entretenida e interesante, era menos oscuro y mas alegre que su contrapartida gothamita, era mas adulto y con menos relaciones con héroes que Robin. Y desde luego no se acercaba a la locura y violencia que rodeaba a Capucha Roja. Era la visión de un posible sustituto de Batman que sería menos sombrío, mas luminoso, un icono nuevo cuando recogiera el manto.

Higgins es un guionista nuevo para los lectores españoles, pero tiene un férreo control sobre sus historias, sabe aprovechar el tempo de la historia y añadir mas elementos dramáticos cuando necesita cambiar el tono de la trama. Buenas ideas y un buen tratamiento, el cómic se hace adictivo y pides mas, no hay tantos guionistas que lo consigan, para ser sincero. En cuanto al arte, como suele pasar en una serie regular, hay varios artistas pero yo destacaría a Breth Booth por gusto personal e historia propia. Surgido del Wilstorm de Jim Lee dio sus primeros pasos profesionales de importancia en Wildcats y Backlash, y se ha convertido en un dibujante espectacular con buen gusto por las escenas de acción muy cinéticas, dejando atrás su época de posturitas. Aunque destaque a uno sobre el resto, la selección de ilustradores ha sido efectiva y ha mantenido la linea luminosa del héroe. Incluso cuando la trama se movía a la oscuridad mas batmaniana, han sabido dotar de vida y de ese color propio que tiene el primer Robin a la acción. La lectura de esta unión hace de Nightwing un cómic recomendable de comprar y leer, ameno, entretenido y con el héroe mas positivo de toda la batfamilia.

José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.