Series de televisión / The Walking Dead / Acuerdo de AMC en la guerra por los beneficios de The Walking Dead
The Walking Dead

Acuerdo de AMC en la guerra por los beneficios de The Walking Dead

The Walking Dead: Estos son los nuevos villanos en la temporada 11

AMC Networks llega a un acuerdo de 200 millones de dólares en la demanda por participación en las ganancias de The Walking Dead

AMC Networks ha llegado a un acuerdo de liquidación de 200 millones de dólares con Frank Darabont y la CAA en la demanda por participación de ganancias obtenidas por la serie The Walking Dead.

El acuerdo exige que AMC Networks pague al antiguo showrunner de la serie Frank Darabont y a la CAA un total de 200 millones de dólares. Además continuarán recibiendo una parte de las ganancias futuras de los acuerdos de transmisión vinculados a The Walking Dead y el derivado de la misma Fear the Walking Dead. Pero para todos los demás contenidos relacionados con The Walking Dead, el acuerdo compra los derechos de los demandantes.

AMC Networks reveló el acuerdo en una presentación de la Comisión de Bolsa y Valores el pasado viernes. La compañía no dio más detalles más allá de la presentación de la SEC y reveló el pago porque esencialmente eliminará el flujo de caja libre de la compañía para 2021.

El acuerdo por 200 millones de dólares incluye 57 millones en ingresos por participación en las ganancias que AMC tenía la intención de pagar a los demandantes según los términos de los contratos originales de The Walking Dead. Frank Darabont, el escritor y director que lanzó la serie en 2010 presentó una demanda contra la compañía en 2013 tras haber sido despedido de la serie. La CAA tenía una participación en la reclamación como representante de Darabont y como la agencia que empaquetó la serie, lo que le otorgó también una participación en los beneficios de la misma.

Después de que Darabont y la CAA presentaran la demanda, los productores ejecutivos de The Walking Dead, Gale Anne Hurd, el creador de cómics Robert Kirkman, el showrunner Glen Mazzara y los productores ejecutivos David Alpert y Charles Eglee presentaron una demanda similar en 2017. Esa demanda aún está pendiente en El Tribunal Superior de Los Angeles, y se espera que el juicio comience en noviembre.

Mientras tanto, Darabont presentó otra demanda en 2018 alegando otros abusos fiduciarios por parte de AMC relacionados con el acuerdo de participación en las ganancias. El acuerdo anunciado el viernes resuelve ambos casos, que habían sido combinados por el juez.

La demanda de The Walking Dead se convirtió en el último foro de conflicto sobre las técnicas contables tradicionales de Hollywood. También reflejó el conflicto provocado por la consolidación de la industria cuando AMC sirvió como la entidad de producción detrás de The Walking Dead y la red, lo que llevó a las demandas alegando que AMC no pagó su propio valor de mercado justo de estudio por la serie cuando se convirtió en el programa de entretenimiento más visto de toda la televisión en el mundo.

El acuerdo con Darabont hace que sea más fácil para AMC Networks seguir adelante con futuros proyectos de The Walking Dead. El caso pendiente con Hurd y los demás tiene un alcance más limitado después de que un juez fallase a favor de AMC diciendo que la definición original de ganancias en los contratos originales era válida.

La serie principal de la franquicia de The Walking Dead está programada para terminar el próximo año con la temporada 11. Scott Gimple, director de contenido de «Walking Dead Universe», está preparando un spin-off con los personajes interpretados por Norman Reedus y Melissa McBride, así como una serie de antología planificada que involucra a otros personajes. AMC Networks también considera que Walking Dead está lista para ser explotada en el escenario de eventos en vivo y experiencias inmersivas.

El acuerdo con Darabont es significativo porque el escritor y productor que lanzó la serie en 2010 había reclamado derechos de participación en las ganancias de todos los productos derivados, merchandising y cualquier cosa relacionada con la propiedad, incluida la serie posterior a la serie The Talking Dead.