Inicio Cine 7 razones por las que Darth Vader es el mejor villano de...

7 razones por las que Darth Vader es el mejor villano de la Historia

3485

Menos de cinco minutos en ‘Rogue One’ le han valido al legendario personaje de Star Wars para demostrar por qué sigue siendo el mejor villano de la Historia del Cine

Se apagan las luces. Oscuridad. No se ve nada en la pantalla, pero se escucha. Es una respiración, una especie de letanía de aire, marcada a fuego para varias generaciones. El silencio sólo se ve roto por ese compás de una vida que hace tiempo se escapó. Hasta que, de pronto, un sable de luz rojo se enciende sin compasión. Con la necesidad de demostrar por qué ha vuelto. O, mejor dicho, por qué nunca se ha ido.

Darth Vader, en Rogue One, demostró por qué es lo que es para Star Wars. Y para todas las generaciones que aman la saga galáctica. Apenas cinco minutos en Rogue One: A Star Wars Story fueron suficientes para que Darth Vader volviera a demostrar por qué es el mejor villano de la Historia del Cine. Una respiración, la “Marcha Imperial”, un sable de luz rojo y la ira que consume al personaje en su interior. Todo lo que amamos de Darth Vader y de Star Wars, en un par de secuencias en Rogue One. Por eso hoy, desde CINEMASCOMICS.COM, os damos las 7 claves por las que Darth Vader es y seguirá siempre por siempre el mejor villano de la Historia.

1- La puesta en escena: amigo del humo

Darth Vader nunca deja nada al azar. Su puesta en escena, en cada una de las películas de Star Wars, es digna de admiración. Sus apariciones son una clase de lo que es el cine o lo que debería ser, al menos. Siempre rodeado de humo, dándole un carácter autoritaria y amenazador. Pero también un enfoque de exclusividad. De sentir que estás de alguien que no sólo es importante. Es LO más importante.

2- La “Marcha Imperial”

Siguiendo la estela de la puesta en escena, la BSO de John Williams tiene un 50 por ciento ganado. Esos acordes inconfundibles, asociados a un único personaje de Star Wars. Esa especie de magnetismo que atrapa al espectador. Confundiéndolo, haciendo que ame la figura de un villano. Un “hombre” que es capaz de hacer cualquier cosa con tal de imponerse por encima del resto. Pero, aun así, lo adoramos. Porque es Darth Vader. Y porque todo a su alrededor funciona a la perfección.

3- El traje de Darth Vader

Es un todo. Puesta en escena, “Marcha Imperial” y ese traje característica. Una máscara inconfundible y un aparatoso vestuario. Star Wars dio en la tecla con Darth Vader por la sencilla razón de que le otorgaron una dimensión mayúscula con un traje que queda excusado por su pasado. Un diez redondo a la presentación del personaje.

4- Un “background” terrible

Cuando decimos “background” queremos decir pasado. Si de algo sirvieron las precuelas fue para contar la historia del primer Skywalker. Annakin Skywalker era un niño que vivía en Tatooine, que creció sin padre, que… ¿Qué digo? Esta historia ya os la sabéis. “Volveré para libertarte, mamá. Te lo prometo”. Nunca pudo liberar a su progenitora del yugo de la esclavitud. Y tampoco se libró de esa sombra que lo perseguía allá donde iba, como padawan y como maestro. Al final, su trágica historia terminó en el fuego de Mustafar. De allí, al infinito.

5- Su amor por la Fuerza

Amor o respeto, según se mire. A pesar de todo lo vivido, Darth Vader nunca olvidó su pasado como jedi. Y siguió rindiendo culto a la Fuerza durante el Imperio Galáctico. Pero casi como lo haría un jedi. Como ejemplo: “Nunca subestime el poder de la Fuerza” o “Su carencia de fe resulta molesta”. Uno no puede dejar el pasado atrás del todo, ¿verdad? Darth Vader tampoco.

6- La violencia en las formas

Todo en Darth Vader es amenazador. Absolutamente todo. Desde su sable de luz rojo hasta su magnífica manera de ahogar al personal. El personaje de Star Wars por antonomasia nunca ha escatimado a la hora de demostrar toda su violencia y su brutalidad. En los cómics del Universo Expandido hemos visto esto en mayor medida. Pero, sin lugar a dudas, la última escena suya en Rogue One es la culminación de todo lo que menciono. Un auténtico festival de cercenamiento y asesinato. Lujo para el espectador. Para el fan más acérrimo del personaje y de Star Wars.

7- Constantino Romero

Tirando para nuestro país, Constantino Romero fue una clave para el personaje. A nivel de fandom, para todo aquel que creció con esta saga galáctica sabe a lo que me refiero. La voz del difundo Romero dotó al personaje de una dimensión absoluta. Igual que sucedía con Mufasa, Terminator o Clint Eastwood. Una voz imposible de no reconocer y que, para la posteridad, será asociada a la figura de Constantino Romero.

Artículo anterior10 peores películas de 2016
Artículo siguienteEspecial David Bowie Parte III – Reality
David Lorao
Graduado en Periodismo. Concibo el cine como la fábrica de sueños que forjó George Méliès y vivo a medio camino entre el Asilo de Arkham y la Cocina del Infierno. Devorador de cómics y adicto a la literatura y las series de televisión. Admiro por encima de todo la obra de Alan Moore, Frank Miller y Neil Gaiman, aunque no le daría la espalda a nada que haya salido de los lápices creativos de Ibáñez. Generación 'Goonie' y pasión por la escritura. "Nunca abandones tus principios, ni siquiera en presencia del apocalipsis". También puedes leerme en twitter como @goonielor.