Inicio Cine DC Comics 4 razones por las que el DCEU está mejor muerto

4 razones por las que el DCEU está mejor muerto

El DCEU como tal ha muerto y las películas de DC Comics saldrán ganando fuera de las ataduras de un universo compartido. Hay futuro.

Lo contamos hace poco y lo tenemos que repetir: el DCEU o DC Extended Universe ha muerto como tal. Sin embargo, las películas de DC Comics podrían salir muy beneficiadas de esta defunción y éstas son las 4 razones que tenemos en Cinemascomics.com para cree que Warner Bros. Pictures acierta en parar el universo compartido para centrarse en las producciones individuales. Duele, sí, pero dejará de doler.

1El fracaso (no de taquilla) de la ‘Liga de la Justicia’, ‘Batman v Superman: El amanecer de la Justicia’ y ‘Escuadrón Suicida’

No hablamos de taquilla, evidentemente. Si hablamos de números de recaudación en el box office, las tres películas han cosechado un triunfo considerable (alguna más que otra). Pero es evidente que ni ‘Batman v Superman: El amanecer de la Justicia‘, ni ‘Escuadrón Suicida‘, ni ‘Liga de la Justicia‘ consiguieron conectar con el público general. Las tres películas grupales de DC Comics dentro del DCEU fueron un auténtico fracaso en ese sentido, evidenciando las grietas que había en la construcción y establecimiento del universo compartido y culminando en la ‘Liga de la Justicia‘, uno de los mayores fracasos de la historia del cine de superhéroes.

2El éxito de ‘Aquaman’ y ‘Wonder Woman’

Por otro lado, ‘Aquaman‘ y ‘Wonder Woman‘ han sido éxitos absolutos de taquilla y acogida del público. La película protagonizada por Gal Gadot en la piel de Diana Prince es un hito para el género, mientras que el filme de Arthur Curry (Jason Momoa) ha logrado batir todos los récords y se ha convertido inesperadamente en el mayor éxito del DCEU hasta la fecha. Las dos comparten el hecho de que fueron películas independientes de DC Comics, con superhéroes de la editorial en solitario. Incluso ‘El Hombre de Acero‘ se tiene en más alta estima que las tres grupales mencionadas anteriormente. Esa es la senda que ahora Warner Bros. Pictures va a seguir, la de las películas de superhéroes en solitario y sin buscar exclusivamente la conexión total con el resto de producciones de la franquicia.

3No tenía ningún sentido

 

Es así. No tenía ningún sentido nada de lo que habíamos visto. Quizá en los planes originales de Zack Snyder, antes de que Warner Bros. Pictures se los destrozara completamente y no dejara trabajar al cineasta, sí había algo más de sentido y coherencia. Pero lo mostrado en la gran pantalla no cohesionaba con nada y había perdido ya toda lógica. Esa franquicia a cinco películas protagonizadas por Superman que pretendía Zack Snyder acabó convirtiéndose en un batiburrillo de conceptos mezclados que ni el cineasta supo materializar con fiabilidad cuando tuvo libertad, ni el estudio le permitió llevar a cabo cuando comenzaron los problemas. Lo mejor era parar, reflexionar y empezar de cero. Lo importante para el DCEU no era la salvación del DCEU, sino la posibilidad de tener grandes películas protagonizadas por superhéroes de DC Comics.

4Era momento de cambiar la táctica

Por lo tanto, Warner Bros. Pictures cambió las cosas. Cambió la táctica. Recientemente, el máximo responsable del estudio reconoció que no iban a seguir la línea del DCEU tal y como estaba planificada y que el libro de instrucciones de crear películas al estilo de Marvel Studios y de su bien establecido MCU no se aplicaría aquí. Las películas de DC Comics independientes, al estilo de ‘Aquaman‘ o ‘Wonder Woman‘, iban a ser la tónica predominante en los próximos años. De ahí que ya tengamos previstas ‘Shazam‘, ‘Joker‘, ‘Wonder Woman 1984‘ y ‘Aves de Presa‘ (ésta podría comenzar una trilogía protagonizada por Harley Quinn, pero sería una franquicia exclusiva dentro de las producciones).

Quizás, de esta manera, sí podamos tener una película de Superman, de Batman, de Flash y de otros personajes de DC Comics en solitario. Sí, es cierto, es una pena que las cosas no hayan ido como nosotros queríamos y que el DCEU funcionara como el mecanismo de un reloj; es una pena que Zack Snyder no supiera recrear en pantalla todo aquello que había planificado y que Warner Bros. Pictures no le permitiera llevar a cabo el plan que había dispuesto, y es una pena que todo aquello que habíamos soñado fuera al final un desastre de proporciones épicas. Pero ahogarse en el llanto y en la desesperanza, en pedir el corte de Zack Snyder de la ‘Liga de la Justicia‘ y en negar la evidencia no hará que las cosas vayan mejor. Es el momento de aceptar la realidad y decir que el DCEU ha muerto, pero que las películas de DC Comics están más vivas que nunca. Quizás, dentro de unos años, sea el momento de juntar las piezas y que todo tenga sentido. Pero ese momento no es ahora. Ese momento no es todavía.